lunes, 16 de marzo de 2015

Sobre las integraciones ferroviarias en León

Desde IU insistimos en el sabotaje premeditado que sufren los proyectos de integración ferroviaria en León. La Ministra de Fomento está obligada a responder a este desmantelamiento premeditado de proyectos consensuados inicialmente por toda la sociedad leonesa. Los paralelismos entre Feve y Renfe son evidentes: recortes de servicios hacia los pueblos, reducción de plantilla y dinamitación de ambos proyectos de integración. Ambos proyectos comenzaron en 1999 con un acuerdo social amplio alrededor de la centralidad de la Estación, el soterramiento de las vías y la conservación del empleo. Ambos proyectos sufrieron la miseria moral del PP y el PSOE a favor de los intereses del ladrillo. Ambos proyectos han sufrido el no de PP y PSOE, Junta y Gobierno Central a comprometer financiación pública suficiente. Ambos han visto como los proyectos iniciales han abandonado su razón de ser. Ya no integran porque se abandona el soterramiento y las vías permanecerán como barrera urbana. Los pasos elevados o a nivel seguirán siendo una constante en León. En cuanto a FEVE: primero el tranvía del PSOE y luego la tijera del PP desmantelaron el soterramiento, la llegada al Complejo hospitalario, cuestionan la centralidad de la Estación por la negativa del Ministerio a gestionar el tren-tram y la obra se limita a subir la cota de las vías a la altura de las calles. Si el tren no llegase a la Estación de Matallana la integración se consumaría con la desaparición del propio servicio. Muy tocado de por si por culpa de las obras y el recorte de horarios. Fomento puede llegar a limitar la vía estrecha, a medio plazo, para el mero uso de trenes turísticos que operarían desde San Feliz, sin que jamás entrase ninguno en León a este paso. En cuanto a la integración del tren convencional y el AVE: el proyecto inicial abandonaba a Trobajo del Cerecedo y Armunia, el soterramiento fue una propuesta para eliminar el paso a nivel, pero nunca para integrar las vías en la ciudad, a cambio se pretendía dar un pelotazo que, literalmente, suponía crear una ciudad de 100.000 habitantes. Todo sin financiación pública que asegurase la obra. La nueva estación y Torneros debían esperar financiación fuera del proyecto, a mayores. Ahora nos propone "canalizar" en trincheras las vías, deprimiéndolas y permitiendo con pasos sobre ellas el tránsito de personas y vehículos. Al menos se respeta la centralidad de la Estación. Pero de la defensa de los empleos ferroviarios nada de nada. Menos personal, en peores condiciones y privatizaciones están desangrando al servicio público ferroviario de la provincia. No nos engañemos; el PP intenta acabar con todo el modelo ferroviario provincial, tren convencional y mercancías, y sabotea la integración de FEVE en la capital, negándose a gestionar la llegada del Tren Tram a la Estación de Matallana. Todo esto a pesar de los intentos de la Ministra de Fomento por engañarnos; el ejercicio de sumisión del Alcalde de León y los responsables del PP es evidente y su dejadez por evitar la desaparición del tren como servicio público salta a la vista. La defensa de las integraciones del tren convencional y la vía estrecha, alrededor de la centralidad de las Estaciones y la defensa del empleo ferroviario en la provincia sigue siendo una de las reivindicaciones capitales para mantener vivas las comarcas leonesas. Un proyecto parcial de depresión capada de vías no lo subsanará. Es otro fraude equiparable al impuesto para la integración de la vía estrecha. Estamos ante el intento de desmantelar todo el modelo ferroviario, como servicio público que vertebra los pueblos y lamina el tráfico de mercancías. La pelea más importante que nos queda y para lo que es crucial poner en valor las movilizaciones sociales surgidas en León; es potenciar el tren convencional, regionales, cercanías, y la vía estrecha. Sin duda, una de las claves fundamentales para recuperar parte de los 6.000 empleos ferroviarios perdidos entre privatizaciones y recortes del Ministerio de Fomento, generar más puestos de trabajo con el tránsito de mercancías, al tiempo que se asienta población potenciando el uso del tren como transporte público de referencia en las zonas rurales por donde pasa. Defendiendo el soterramiento de Renfe en todo León y con financiación pública, el tren tram de La Asunción hasta la Estación de Matallana, la urgencia del Complejo de Torneros, los accesos directos del tren a Polígonos industriales como Villadangos, estaremos más cerca de no perder el Tren del Futuro en León. Porque este servicio se potencia si es útil y se fomenta su uso hasta asegurar la amortización de las inversiones con los beneficios de los billetes vendidos y las mercancías trasladadas. Un modelo nuevo y contrario a lo que pregona la Ley de Liberalización del Sector Ferroviario de PP y PSOE. Fomento, la Junta y el Ayuntamiento de León, como el resto de municipios afectados, deben sentarse con la sociedad leonesa a ver alternativas reales y dejarse de medias mentiras, improvisaciones, filtraciones interesadas a prensa y marear la perdiz; para llegar a las elecciones sin admitir que al PP no le da la gana integrar de verdad el tren en la ciudad de León, ni defender el servicio público ferroviario para nuestras comarcas.

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.