jueves, 16 de febrero de 2012

Algunos se enteran tarde de las cosas y no recuerdan sus pecados.

IU no se explica a qué se dedica la oposición en el Ayuntamiento de León. Salen hoy a denunciar impagados y deuda con trabajadores en actividades privatizadas en el pasado, como la gimnasia de mantenimiento y luego se sitúan en contra de privatizar las instalaciones deportivas.

IU apoya la necesidad de impedir que nuevas privatizaciones arruinen un poco más el consistorio, pero pide coherencia. No se puede decir una cosa en el gobierno y otra en la oposición. Privatizar en el gobierno y estar en contra cuando pierdes el poder. Ser el PP cuando ostentas la alcaldía y convertirte en IU cuando eres oposición.

Encima nos acordamos de estas situaciones y denunciamos un hecho cuando el anuncio de la privatización se realizó hace un mes y entonces ya lo denunció IU.

Si el PP iba tras nuestras propuestas la pasada legislatura, ahora nos encontramos con la contradicción por la contradicción entre los herederos de la privatización de jardines, parques, obras, el agua y parte de los servicios públicos en materia deportiva que ahora pretenden parar. Utilizando además los mismo argumentos que IU cuando nos opusimos hace semanas.

Pero precisamente por este motivo IU solicita de nuevo, y con urgencia, la asistencia psicológica al Equipo de Gobierno Municipal. Considerar que la gestión privada de las instalaciones deportivas puede ahorrar dinero y poner como ejemplo la gestión de Eras merece un tratamiento urgente.

La gestión privada del Polideportivo de Eras tan solo ha provocado problemas en el barrio, de acceso de exigencias de uso y de poco interés por el ciudadano y mucho por el beneficio. Si esto es ejemplar, aunque se hayan solucionado con el tiempo gran parte de los problemas surgidos, entonces el dinero que ganarán las empresas que tomen la gestión podrá anunciarse como un ingreso directo a las arcas municipales, porque tienen la misma credibilidad.

El anuncio de cesión a la gestión privada de las instalaciones privadas no solo pueden provocar más problemas a la hora de discriminar a los leoneses con menos recursos, también conllevará la consecuencia inicial de asegurar los consiguientes beneficios, gracias a las tasas o precios que se fijen, y el traslado de posibles ingresos el erario público al privado.

Las instalaciones deportivas no son un negocio y si es obligatorio subir las tasas puede negociarse con sus usuarios. Lo que no es de recibo es quitarse un muerto de encima y trasladar los costes de mantenimiento mas el beneficio privado a los mismos vecinos y vecinas que han pagado su construcción y vida desde su inauguración con sus impuestos.

Este anuncio ya no sería imponer un repago de servicios, en este caso hablamos de huída de las responsabilidades de los concejales derivando las decisiones problemáticas a una empresa. Pagando además sus servicios como intermediario y agente recaudador de las tasas que deben ser públicas.

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.