sábado, 21 de diciembre de 2013

Sobre la reforma del DERECHO al Aborto

Quién nos iba a decir que 28 años después de la primera Ley que regulaba el aborto ( 1985), ley que supuso un primer paso, aunque no el que necesitábamos las mujeres en una sociedad democrática. Un gobierno del PP en el 2013 iba a volver atrás y dejar incluso esa ley del 85 como progresista en comparación con la aprobada en el Consejo de Ministros del 20 de diciembre,
El PP en este tema como en el resto que tiene que ver con la sexualidad, sobre todo de la mujer, se muestra de forma descarnada como lo que es. Una organización política fuertemente influida por el lobby Iglesia Católica. Un Iglesia cuyos centros de reunión están perpetuamente semi vacios, en una sociedad laica, que prácticamente solo utiliza los ritos religiosos como ritos sociales pero sin darles ni sentir el aspecto religioso.
Pues bien, ese lobby con su valedor, el PP y Gallardón como adalid, echa a las mujeres contra las cuerdas, las deja sin amparo legal ante la decisión de abortar. Porque en el fondo de esa restricción se encuentra en realidad la idea insoportable para el PP y el lobby Iglesia Católica, de que las mujeres puedan decidir su forma de vivir la maternidad. Ese y no otro es el quid de la cuestión. La libertad de la mujer es algo que odia profundamente la Iglesia para la que la mujer es un ser absolutamente secundario, a la mano izquierda de su Señor.
La hipocresía del PP en este caso es antológica. Gallardón en su nuevo Código Penal pretendía colar de rondón un artículo por el que los burdeles de lujo y los grandes empresarios de la prostitución quedarían exonerados como proxenetas. O, eliminar ayudas a la dependencia, sabiendo que las mujeres se ocupan mayoritariamente de los cuidados de las personas, y que eso entorpece el desarrollo social y laboral de las mujeres. O, cuando, como en éste caso, prácticamente prohíbe el aborto, pero no se empeña en la misma medida en dotar de ayudas a la familias, a las que dice el PP proteger tanto, siendo prácticamente inexistentes las ayudas familiares por hijos.
Desgraciadamente también hay que decir que tampoco otras fuerzas políticas han salido corriendo para expresar el firme propósito de revocar ésta ley contra las mujeres en cuanto gobiernen, como si han hecho con la Lomce y otras. Dentro del atentado general del PP contra los derechos de las personas como han supuesto la Reforma Laboral, la Lomce, la locura privatizadora de la Sanidad o de la Dependencia. La restricción del derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad, resulta el más ofensivo por lo que de derecho individual y personal tiene en la toma de decisión de su propia vida y que ahora se ve en la práctica prohibido. Pero las mujeres no nos rendiremos, ni ahora, ni nunca. No vamos a permitir que en la oleada de autoritarismo que al albur de la crisis el PP está ejerciendo desde su mayoría absoluta los derechos básicos de libertad individual, en este caso de las mujeres, queden cercenados en nombre de hipócritas y mentirosos argumentos, al servicio en realidad de una ideología que ve a las mujeres como seres inferiores y dependientes.



Asamblea Local de IU León 

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.