jueves, 16 de mayo de 2013

Contra los recortes y la privatización de la sanidad pública


El Portavoz Provincial de IU, Manolo Domínguez Chico, y el Coordinador Provincial, Santiago Ordóñez, denuncian que la Junta va a empujar hacia la sanidad privada a la ciudadanía con sus recortes.

El incremento de la listas de espera, la crisis en las urgencias del Bierzo, la jubilación forzada de 300 profesionales médicos o las movilizaciones de las enfermeras ayer y hoy son consecuencias de los recortes y el proceso político de degradación de la sanidad pública para así legitimar su venta a intereses privados.

El efecto combinado del Plan de Ajuste y el recorte de 10.000 millones impuestos por el Gobierno Rajoy, recogido todo en los presupuestos de la Junta, junto con los intereses particulares, políticos e ideológicos del PP pueden convertir la Sanidad Pública en un erial.

El recorte en Sanidad ha supuesto y supone unos 1000 millones de euros, cerca 10% del presupuesto de la Junta antes de los recortes. El recorte en personal de 72 millones en 2012 y 2013 puede suponer el despido de 1278 sanitarios con un salario bruto de 3000 euros. Por tanto las 300 jubilaciones, el incremento de la jornada y el cierre de plantas de Hospital en verano son un juego de niños con efectos en la salud para cuadrar las cuentas.

El repago sanitario, más el robo de la tarjeta sanitaria a extranjeros, jóvenes y parados, y la reducción de 51 millones en inversiones puede desvalijar además la Sanidad pública Universal de León. Empezando por las obras necesarias en José Aguado y Sahagún y los nuevos consultorios que deben levantarse en el barrio de El Ejido, Villaquilambre y Pinilla. La atención primaria se resiente igualmente de estas políticas sin fundamento racional ni justificación económica pero de raíz netamente ideológica.

Nos encontramos ante la pérdida de la sanidad universal y gratuita a cambio del pago de un impuesto a la enfermedad que se unirá a un peaje por el traslado una vez se cierren centros de Salud. Peaje que pagamos también en forma de céntimo sanitario, también impuesto por la Junta.

Solo la negativa a pagar la comida a los sanitarios de guardia, la imposición junto a los despidos de la jornada de 37´5 horas y la reducción un 15% de los convenios y subvenciones del Sacyl merecerían una respuesta. Sin embargo lo peor fue “ahorrar” 45 millones con la nueva jornada laboral y la “reorganización” de la urgencias en atención primaria, que despejan un panorama de expulsión premeditada de la gente de la sanidad pública hacia la privada en un proceso claro de privatización de la gestión iniciado hace mucho tiempo por el PP pero que ahora se impone sin vergüenza alguna para convertir en negocio una de las coberturas sanitarias más eficaces y baratas del mundo.


Manuel Domínguez Chico. Portavoz Provincial IU León
Santiago Ordóñez González.  Coordinador Provincial de IU en León

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.