jueves, 27 de noviembre de 2014

Pleno sobre corrupción en la Diputación de León, o ejercicio de hipocresía para estudio científico

Después del último pleno provincial, queda claro que la Diputación Provincial es una pantomima. Asistimos a un Pleno extraordinario lleno de hipocresía y a un segundo ordinario donde la pose política, la falsa normalidad y la unanimidad "por conveniencia" volvieron a verse claramente.
 
Es de destacar el comportamiento pueril del PSOE, con el que intenta ocultar su complicidad militante y entusiasta en la corrupción puesta en marcha con la entrada de Isabel Carrasco y que se ha generalizado. IU lo dijo desde el principio. La auditoría de la gestión, a ser posible desde antes de 2007, debe ser pública y puesta en manos del Consejo y el Tribunal de Cuentas. 
 
Como la idea de concedérsela a una empresa privada no tenía recorrido legal, el PSOE buscó la negativa a una Comisión de Investigación, con lo que quedara legitimado el latrocinio y la piratería ejercida por todo el pleno provincial durante esta legislatura. Pero la decisión de dar finalmente esta competencia a la Comisión de Hacienda supone poner a los culpables a investigarse así mismos y no es más que un enroque de toda la corporación para tapar las ilegalidades cometidas y el caciquismo institucionalizado en la Diputación. El resultado iba a ser el mismo se votase lo que se votase, Comisión de Investigación o Comisión de Hacienda. El problema es que quienes las integran son los mismos que quieren tapar sus vergüenzas ocultando la realidad. Después, el PSOE muestra su falta de responsabilidad huyendo del siguiente pleno. Pero no engañan a nadie, no quieren que se conozca lo que ha ocurrido durante la gestión de Carrasco y Martínez porque son corresponsables de ella. IU insiste en que la solución es intervenir y disolver el pleno de la Diputación. 
Sin embargo, la actitud cobarde del PP en la Junta y el Gobierno Central no es incompatible con ordenar a funcionarios neutrales que auditen con lupa cada zona oscura y documento de la Diputación, si presumen de transparencia. Queremos que esa auditoría sea analizada por la ciudadanía leonesa de toda la provincia, y que la gente saque sus conclusiones una vez analizados unos documentos que sean rigurosos y elaborados por profesionales. Es una Auditoría Ciudadana lo que necesita realmente la Diputación de León, así como la provincia necesita disolver esta administración anacrónica y antidemocrática, que legaliza el chantaje y el soborno a las zonas rurales.
 
PP, PSOE y UPL (no adscritos) interpretaron su sainete en el pleno, hicieron su papel de perfil para intentar salvar su imagen y tapar sus vergüenzas, pero ya no cuela, no engañan a nadie. La limpieza de la Diputación parece imposible entre la banda de ladrones que ahora la gestiona. 
 
Sirva para terminar que damos la bienvenida al interés del PP por revisar las tasas y las condiciones dentro de la Residencia Sta Luisa. Vamos a vigilar el proceso que debe acabar con las ilegalidades y las tasas expropiatorias que sufren sus usuarios. Seguiremos al lado de las familias en todo momento y esperamos que la sensatez se imponga por una vez en la Diputación. Aunque sea la excepción que confirma la regla.

Santi Ordóñez. Coordinador Provincial

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.