domingo, 2 de noviembre de 2014

Unas ideas sobre las corruptelas de la Diputación y la Moción de Censura que el PP, con PSOE y UPL, se pondrá así misma

La estrategia de defensa de Marcos Martínez, consistente en negarlo todo va a provocar que el PP presente una moción de censura contra sí mismo. Básicamente porque el peor delito político de este hombre ha sido intentar sustituir a Isabel Carrasco como capo de la red clientelar compartida por todo el pleno Provincial los últimos años. El PP le expulsa y sacará de la presidencia por torpe, el puesto le quedaba grande y le pillaron. No porque no compartan ese modelo podrido de Gestión. De no ser así el PP habría intervenido ya la Diputación, desplazado de sus cargos a todxs lxs Diputadxs e iniciado una limpieza a fondo en la institución.
 
Se ve a leguas que los cuatro grupos políticos que han compartido, apoyado o permitido con su silencio estas ilegalidades y corruptelas están haciendo la pose del falso indignado para salvar la cara.
Lo único que importa ahora a PP, PSOE y UPL es llegar a mayo de 2015 conservando su cuota de poder en el mundo rural para seguir en la Diputación tras las municipales. No precisamente para regenerar o terminar con el modelo que legaliza directamente el chantaje y el soborno, como forma de gestión. Que es al final lo que subyace en la propia existencia de las Diputaciones.
 
Para IU, que apuesta con mayor firmeza si cabe, por un modelo comarcal que acabe con el caciquismo connatural a las Diputaciones; la emergencia política y alarma social obliga a tomar medidas más drásticas. La necesidad de que el Gobierno Central y la Junta intervengan la Diputación ya es urgente: y posteriormente iniciar un proceso de Auditoría Ciudadana donde la parte técnica sea independiente, siempre pública y adscrita al Tribunal de Cuentas, y las conclusiones las ponga la gente; o la ciudadanía conoce, valora y pone las decisiones y las responsabilidades políticas a exigir o estaremos cerrando en falso la eliminación de la podredumbre provincial.
 
Reiteramos que PSOE, UPL y el propio Matías Llorente deben asumir su parte de responsabilidad en la red de corruptelas detectadas por Anticorrupción y estar preparados para una posible imputación entre sus filas. Porque nadie lo descarta vistas las razones de la entrada en prisión de Martínez.
 
El cáncer de la corrupción corroe la Diputación Provincial desde hace años.
 
Para IU, que se mezclen como lo están haciendo; intereses políticos,
empresariales y de técnicos destacados elegidos al gusto de la anterior presidenta, no olvidemos que Isabel Carrasco y su Equipo cesaron a casi todos los altos funcionarios de la casa en los últimos años para sustituirlos por gente "de confianza": obligan a ir más lejos en las medidas para limpiar la institución.
IU pide al Gobierno Central y la Junta que intervengan inmediatamente la
Diputación y que la Fiscalía Anticorrupción analice, en paralelo a lo anterior y con lupa, todos los acuerdos políticos y técnicos alcanzados durante las dos últimas legislaturas.
 
Estamos ante una Diputación provincial podrida, que se ha movido en régimen caciquil de compra de voluntades políticas en el pleno desde 2011. Queremos que la Audiencia Nacional haga limpieza a fondo y no se limite al
Presidente y al Interventor. Porque ninguno de los grupos políticos ha sido ajeno a este modelo podrido de gestión.
 
Santi Ordóñez
Coordinador Provincial

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.