jueves, 15 de julio de 2010

UN IBI DE IZQUIERDAS FRENTE A UNA DOMICILIACION CON RECARGO

IU PROPONE UNA NUEVA POLÍTICA IMPOSITIVA DE IZQUIERDAS PARA EL AYUNTAMIENTO DE LEON COMO FORMA DE RESPONDER A LA CRISIS SOCIAL Y ECONÓMICA QUE SUFRIMOS. LA ARBITRARIEDAD DEMOSTRADA POR EL EQUIPO DE GOBIERNO SUBIENDO EL IBI A RICOS Y POBRES, PROPIETARIOS E INQUILINOS SIN CONTAR CON SUS INGRESOS A TENIDO UN REVES EN LA SENTENCIA DEL PAGO APLAZADO DEL IBI. AHORA QUEDA MANTENER ESTA POSIBILIDAD SIN RECARGO Y ADAPTAR EL IBI A LA REALIDAD DE LEON.

Para empezar IU quiere centrarse sobre todo en la desproporción de la subida del IBI provocada el año 2008, el pobre diseño de la misma y las graves consecuencias sufridas por la ciudadanía en este periodo. La imposición del Equipo de Gobierno PSOE-UPL en 2007 tiró por el camino de en medio incrementando cerca de un 30% el IBI, para situarlo del 0´625 al 0´79%, tanto para inmuebles de naturaleza urbana como rústica y de características especiales. Teniendo en cuenta que el Ayuntamiento tenía capacidad para elevar este porcentaje hasta un 1.30%, en caso de inmuebles urbanos, y un 1.07%, cuando hablamos de rústicos. El Equipo de Gobierno municipal ha perdido una gran oportunidad de modular un IBI progresivo, de izquierdas, que tenga en cuenta la situación social de los ciudadanos y ciudadanas de León y permita incrementar la recaudación sobre los hombros de quienes tienen mayor patrimonio y, por tanto, más capacidad económica. Un IBI de marcado perfil redistributivo que en plena crisis social y política, provocada por la especulación financiera y los recortes del gobierno, se convierte en exigencia para mejorar la situación de quienes más la sufren.

El IBI de León debería adaptarse, más allá de la revisión catastral, a los ingresos de cada unidad familiar, el número de inmuebles incorporados al patrimonio personal de cada ciudadano y ser sensible a la realidad de jóvenes, mujeres, parados y pensionistas que sufren las carencias de pensiones miserables, sueldos y subsidios muy por debajo de la media.

Siguiendo esta regla de tres IU propone cambios en el porcentaje del IBI para modificar una decisión de índole recaudatoria por otra más fundamentada en la realidad de León.

  1. Aproximadamente el 25% de los habitantes de León vive en el umbral de la pobreza, por tanto, a estas personas con recursos limitados se la debería reducir el porcentaje del IBI para situarlo en el 0.60%. Disfrutarán de esta medida las unidades familiares cuyos ingresos se sitúan por debajo del doble del Salario Mínimo Interprofesional y los pequeños comercios que no superen los dos empleados por cuenta ajena. El Ayuntamiento de León puede ejercer su capacidad para elevar el porcentaje y situar el IBI para aquellas viviendas desocupadas en un 0.90%. 18.039 inmuebles en estas condiciones en León es una cifra inasumible (37,5% del total) y expresa una evolución ascendente fruto de la escasez de medidas contundentes para atajarla (+65% entre los años 1999 y 2003).Con esta medida se incentivará el alquiler de viviendas a precios más asequibles y se gravará el patrimonio fuera del mercado inmobiliario o en situación de segunda o tercera vivienda familiar.

  2. Posteriormente y como regla general, el incremento del IBI al resto de inmuebles se modulará de forma porcentual a la situación real de los ingresos por unidad familiar, situando en el tope máximo el 0´79 ahora vigente. Se preverán deducciones al IBI por adaptabilidad para personas con movilidad reducida, el uso de energías limpias…).

  3. El Ayuntamiento de León instará a las Cortes Generales la modificación de la base imponible del IBI y así crear una escala de gravamen en función del valor catastral del inmueble el cual aplicar un tipo impositivo progresivo que tenga en cuente el barrio, destino, ocupación, etc.

Se revisará la posibilidad de reducir a la mitad el coste de las tasas y licencias a particulares y PYMES con dificultades económicas si así lo solicitasen. Con este objetivo se aprobará una Tabla de Deducciones en toda las Tasas e Impuestos, teniendo en cuenta los ingresos brutos y netos (en caso de empresas familiares), familia numerosa o monoparental, discapacidad, situación laboral y acceso a cualquier subsidio o salario social, entre otras.

Todas estas medidas modularán el pago de los impuestos y tasas municipales adaptándolos a la situación real de la ciudadanía leonesa, pagando quien más ingresos y patrimonio tiene y menos quienes sufren la crisis con mayor virulencia, empezando por los nuevos parados sin prestación al desempleo, que son más de un tercio de los 35.000 parados de la provincia de León.

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.