miércoles, 26 de mayo de 2010

ALTERNATIVAS IU A LA CRISIS EN EL AYTO DE LEON

IU DENUNCIA LA FALTA DE MEDIDAS CONTRA LA CRISIS EN EL AYUNTAMIENTO DE LEON HASTA EL DECRETAZO DEL GOBIERNO. EL EQUIPO DE GOBIERNO PSOE-UPL NO HA TOMADO NI UNA SOLA MEDIDA DE APOYO A LOS VECINOS AFECTADOS POR LA CRISIS. MIENTRAS LA DEUDA MUNICIPAL HA SIGUIDO CRECIENDO HASTA SUPERAR LOS 300 MILLONES DE EUROS.


IU DENUNCIA QUE LLEVA UN AÑO Y MEDIO EXIGIENDO MEDIDAS. AHORA SE ANUNCIAN INICIATIVAS. IU PROPONE DE NUEVO SUS MEDIDAS DE REORGANIZACION INTERNA Y POLITICAS PARA AYUDAR A LOS VECINOS Y VECINAS DE LEON AFECTADOS POR LA CRISIS Y PISOTEADOS POR LOS RECORTES EN LAS PENSIONES, LA DEPENDENCIA O LA PRACTICA DESAPARICION DE LAS INVERSIONES ESTATALES, AUTONOMICAS Y MUNICIPALES.


Si vergonzoso es abandonar a su suerte a la ciudadanía que no puede pagar su hipoteca porque no afecta a la liquidez del sistema bancario, esta en el paro sin subsidio, es pensionista, autónomo o dependiente, más vergonzoso es ver como el Ayuntamiento de León no ha tomado ni una sola decisión para apoyar a sus vecinos, y mientras no reduce la deuda municipal ni siquiera tiene la crisis especulativa entre sus prioridades de gestión. Hoy anuncia un recorte de 24 millones por imposición del decretazo de Zapatero pero no ofrece nada concreto. El Fondo de Inversión Local ha sido insuficiente para quien no depende directa o indirectamente de la construcción y seguir alimentando el monstruo que nos ha traído hasta la crisis, especulación financiera e inmobiliaria, ha conllevado un déficit que no va a pagar ni un solo millonario del país. Los 40.000 parados de León, 15.000 sin subsidio. Un tercio viven en la ciudad de León serán los paganos en la resistencia del Equipo de Gobierno PSOE-UPL por actuar contra la crisis.


IU considera urgente tomar medidas de apoyo a los vecinos de León en dificultades y a las PYMES que más sufren las consecuencias del crack especulativo del sistema financiero, sin olvidar la pérdida de poder adquisitivo que ha empobrecido a la ciudadanía de la capital en los últimos años. Si antes de la crisis el 25% de la población vivía en el umbral de la pobreza, ahora mismo la situación puede ser dramática.


IU propone una batería de medidas urgentes que deben entrar en vigor inmediatamente para demostrar que el Ayuntamiento de León tiene algún interés en mejorar las condiciones de vida de los leoneses y leonesas. La crisis y sus consecuencias debe ser la única prioridad municipal, el resto de medidas deben adaptarse a esta realidad.


MEDIDAS PROPUESTAS


Reorganización de las Concejalías


IU propone reducir el número de Concejalías y de liberaciones de concejales del Equipo de Gobierno a 8, incluyendo al Alcalde y haciendo desaparecer la figura del Vicealcalde, limitar las retribuciones de los munícipes, tanto en las medias liberaciones como en la asistencia a los plenos. Para ello proponemos reducir un 50% todas estas retribuciones. En cuanto al número y competencias de las 7 concejalías de gestión damos libertad al Alcalde de tomar una decisión que le compete en exclusiva. No es necesario delegar competencias a todos los concejales que sustentan el gobierno municipal y el afán de protagonismo de los munícipes no debe ser más importante que el bienestar de los vecinos y la ciudad de León.


También deberán revisarse el número de puestos de libre designación, altos cargos, gerentes, encargados y capataces existentes en el Ayuntamiento de León. Siendo necesario adecuar su número a las necesidades reales del consistorio. Sirva de ejemplo la expulsión de la RPT municipal de los trabajadores de Jardines. Se eliminó toda la plantilla en fraude de Ley excepto los 5 encargados del servicio, los más remunerados, que fueron trasladados a otro departamento del consistorio o asumidos por la nueva empresa concesionaria de Jardines.


Paralelamente, sí proponemos tomar medidas urgentes en las áreas de Bienestar Social, Empleo y Urbanismo. En los dos últimos casos la propuesta se desarrolla más abajo pero en lo concerniente a Bienestar Social se hace urgente derivar medios hacia la concejalía que está más cerca de las consecuencias de la crisis, y será los ojos y oídos del Ayuntamiento para responder a las necesidades de la ciudad.


Para empezar, debe disponer de de un presupuesto mucho mayor, al menos un 50%, revisar sus prioridades; desde la meramente asistencial a la preventiva, informando, mediante una Oficina Permanente y Transversal contra la crisis al resto de concejalías. Esta Oficina trabajaría directamente con la Comisión Municipal contra la crisis que propusimos ayer mismo. Esta oficina de apoyo técnico, jurídico e información a los vecinos no solo dará cobertura a las necesidades de la ciudadanía, también permitirá conocer mejor el desarrollo de la crisis en la ciudad, dando cabida las organizaciones sociales implicadas en el conocimiento y respuesta a la misma, permitiendo el diseño de nuevas políticas de apoyo a los ciudadanos y ciudadanas de León.


Una gestión municipal centrada en la creación de empleo de calidad


IU propone la creación de un Consejo Económico y Social en León que tomaría cuerpo con la aprobación un Plan Municipal de Empleo. Con esta medida podemos dar pasos para recuperar el ILDEFE como ente operativo que actúa en el mercado laboral y desarrolla económicamente la ciudad de León y empezaríamos a adaptar el modelo democrático donde tendrían cabida los sindicatos y diversas asociaciones que trabajan en este sentido.


Con esta iniciativa centrada en la actividad interna y externa de la gestión municipal IU pretende centrar y coordinar una política de empleo y gestión de recursos dotando a León de una actividad y unos objetivos concretos que sirvan para luchar contra la crisis económica. La concejalía de empleo de este Ayuntamiento está desaparecida o hace seguidismo de lo existente en legislaturas anteriores, con la consecuencia conocida de una pérdida mayor de inversiones y población.


También es fundamental coordinar las decisiones con el resto de los municipios del Alfoz, los colectivos sociales y sindicales y constituir el Consejo Económico y Social de León y su Alfoz, en igualdad de condiciones y con el único interés de potenciar las virtudes de cada localidad a la hora de captar iniciativas públicas y privadas.


El ILDEFE y el Plan de Empleo que le daría contenido podrían centrar la gestión municipal a la hora de entablar relación con las empresas privadas que realizan contratas o gestionan alguno de los servicios proporcionados por el Ayuntamiento. El consistorio tendría unos requisitos mínimos para contratar con empresas privadas; nivel de temporalidad, número de accidentes de trabajo, integración de personas con alguna discapacidad, cumplimiento de la Ley de Igualdad, respeto en el pasado a la legislación vigente en materia laboral y medioambiental, etcétera.


Con esta propuesta IU quiere convertir a León y el Área Metropolitana en una zona de atracción de inversiones gracias a la cooperación de sus municipios con los agentes sociales más implicados en la mejora del mercado laboral, dar un salto cualitativo y avanzar en un concepto que todos compartimos pero que salvo por obligación jamás conlleva medidas prácticas. El presente y el futuro económico y social de León y su Alfoz están unidos y las decisiones que toma cada uno de los Ayuntamientos afectan irremediablemente al resto y a la provincia.


Una vez se constituya este instrumento y dispongamos de una oficina conjunta de captación de inversiones podríamos disponer de una política común en el desarrollo de los polígonos industriales, en la mejora de las condiciones laborales y la preparación de los trabajadores y trabajadoras, con gran protagonismo de la Universidad, entre otras medidas.


Nueva Política Impositiva de Izquierdas


Para empezar IU quiere centrarse sobre todo en la desproporción de la subida del IBI provocada el año pasado, el pobre diseño de la misma y las graves consecuencias sufridas por la ciudadanía en este periodo. La imposición del Equipo de Gobierno PSOE-UPL en 2007 tiró por el camino de en medio incrementando cerca de un 30% el IBI, para situarlo del 0´625 al 0´79%, tanto para inmuebles de naturaleza urbana como rústica y de características especiales. Teniendo en cuenta que el Ayuntamiento tenía capacidad para elevar este porcentaje hasta un 1.30%, en caso de inmuebles urbanos, y un 1.07%, cuando hablamos de rústicos, el Equipo de Gobierno municipal perdió el año pasado una gran oportunidad de modular un IBI progresivo, de izquierdas, que tenga en cuenta la situación social de los ciudadanos y ciudadanas de León y permita incrementar la recaudación sobre los hombros de quienes tienen mayor patrimonio y, por tanto, más capacidad económica. Un IBI de marcado perfil re distributivo que en plena crisis social y política, provocada por la especulación financiera, se convierte en exigencia para mejorar la situación de quienes más la sufren.


El IBI de León debería adaptarse, más allá de la revisión catastral, a los ingresos de cada unidad familiar, el número de inmuebles incorporados al patrimonio personal de cada ciudadano y ser sensible a la realidad de jóvenes, mujeres, parados y pensionistas que sufren las carencias de pensiones miserables, sueldos y subsidios muy por debajo de la media.


Siguiendo esta regla de tres IU propone cambios en el porcentaje del IBI para modificar una decisión de índole recaudatoria por otra más fundamentada en la realidad de León.
Aproximadamente el 25% de los habitantes de León vive en el umbral de la pobreza, por tanto, a estas personas con recursos limitados se la debería reducir el porcentaje del IBI para situarlo en el 0.60%. Disfrutarán de esta medida las unidades familiares cuyos ingresos se sitúan por debajo del doble del Salario Mínimo Interprofesional y los pequeños comercios que no superen los dos empleados por cuenta ajena. El Ayuntamiento de León puede ejercer su capacidad para elevar el porcentaje y situar el IBI para aquellas viviendas desocupadas en un 0.90%. 18.039 inmuebles en estas condiciones en León es una cifra inasumible (37,5% del total) y expresa una evolución ascendente fruto de la escasez de medidas contundentes para atajarla (+65% entre los años 1999 y 2003).Con esta medida se incentivará el alquiler de viviendas a precios más asequibles y se gravará el patrimonio fuera del mercado inmobiliario o en situación de segunda o tercera vivienda familiar.


Posteriormente y como regla general, el incremento del IBI al resto de inmuebles se modulará de forma porcentual a la situación real de los ingresos por unidad familiar, situando en el tope máximo el 0´79 ahora vigente. Se preverán deducciones al IBI por adaptabilidad para personas con movilidad reducida, el uso de energías limpias…).


El Ayuntamiento de León instará a las Cortes Generales la modificación de la base imponible del IBI y así crear una escala de gravamen en función del valor catastral del inmueble el cual aplicar un tipo impositivo progresivo que tenga en cuente el barrio, destino, ocupación, etc.
Se revisará la posibilidad de reducir a la mitad el coste de las tasas y licencias a particulares y PYMES con dificultades económicas si así lo solicitasen.


Gestión moderna de los servicios públicos municipales


Para IU los servicios públicos no pueden tolerar el deterioro de las privatizaciones ni se puede asumir la sustitución de un teórico sobrecoste de la plantilla, provocado por la mala gestión no por el hecho de haber sido pública, para sustituirlo por el sobrecoste del beneficio privado. León ha renunciado a dar soluciones por razones que tan solo el PSOE conoce.


IU apuesta por empezar de cero con los servicios prestados por el Ayuntamiento, nada que ver con privatizar. Cambiar el modelo de gestión y el diseño de las concejalías y los servicios municipales puede suponer un ahorro en los servicios municipales exactamente igual que el descrito por las auditorías interesadas manejadas por el PSOE y la UPL. Ese cambio puede llegar con la constitución de Empresas Públicas que, tomando la forma jurídica de una S.L. y reguladas por los Convenios colectivos de los Sector Implicados, gestionen los Servicios ofrecidos por el Ayuntamiento. Tendrán las mismas consecuencias económicas que la privatización con el beneficio añadido de que las ganancias irán a las arcas municipales y no hacia bolsillos privados. Añadiendo que obligará a los Concejales a ejercer de gestores y no de meros pagadores.
El Equipo de Gobierno PSOE-UPL centra todo el problema de la plantilla en el sueldo de los trabajadores y no en la reestructuración del servicio, que deja en manos de la empresa privada. Sin embargo, esta dejadez puede ser contraproducente y deteriorar el servicio al ciudadano. Si de verdad quedase algo de sentido común en el Ayuntamiento entonces empezaríamos de cero, revisando la plantilla que es verdaderamente necesaria, reestructurando los servicios para hacerlos más eficaces equiparando las remuneraciones al sector privado.


Un Plan de Acceso a la Vivienda que supere la improvisación actual


El Excmo. Ayuntamiento de León se dotará de un Plan Municipal para el acceso a la Vivienda como mecanismo que englobará todas las políticas desarrolladas en el municipio en materia de suelo y vivienda. El Plan tendrá una vigencia nunca inferior a 4 años y dispondrá de las partidas presupuestarias necesarias durante este periodo. Una vez expire el tiempo de vigencia se renovará inmediatamente por acuerdo del Pleno Municipal.


El Plan Municipal de Acceso a la Vivienda incorporará una serie de herramientas y medidas complementarias al PGOU, entre las que se encontrarán las que siguen:


Se constituirá el Patronato Municipal de Suelo de León. Este instrumento permitirá intervenir y regular el mercado inmobiliario conjuntamente con los ya existentes, disminuyendo el precio del suelo y la vivienda, facilitar la ejecución y modificación democrática del PGOU y obtener recursos de suelo para viviendas públicas en alquiler y cualquier régimen de protección. Permitirá la consecución de sus objetivos habilitando un inventario separado del resto de bienes municipales. De este modo podrá realizarse un control pormenorizado de su gestión anual, que se acompañará de la liquidación de la cuenta correspondiente de la ejecución del presupuesto. La composición del Patronato tendrá la categoría de Consejo Municipal de Urbanismo y Movilidad, tenderá a la mayor participación social, y se constituirá en Asamblea con un Órgano ejecutivo elegido en su seno.


Medidas concretas sobre política inmobiliaria.


El Ayuntamiento de León reservará, como es preceptivo por Ley, un 5% del presupuesto municipal para la adquisición de suelo público.


El Ayuntamiento de León dispondrá de un mínimo del 40% de los aprovechamientos de suelo para uso predominantemente residencial en manos públicas, cuando sea calificado como urbano no consolidado, y del 50% en urbanizable. El número de viviendas públicas construidas en urbano no consolidado podría pasar de la orquilla entre 5399 y 6940, recogida en el PGOU, a entre 6544 y 8412. Con esta medida se repararán en parte las carencias heredadas de la inexistencia de políticas de promoción pública de viviendas sociales en los últimos años. Se dedicará un porcentaje mínimo del 60% del suelo público para la construcción de viviendas en cualquier régimen de protección y alquiler a bajo precio, el resto será dedicado a equipamientos públicos.


Vivienda en Régimen de Alquiler. El Ayuntamiento de León presupuestará anualmente una partida económica específica para fomentar el acceso a viviendas en régimen de alquiler a bajo precio a aquellos sectores sociales con menor disponibilidad de renta (jóvenes, mujeres, parados de larga duración, empleados temporales, familias numerosas, etc.).


Un porcentaje de la partida anterior permitirá llegar a acuerdos con aquellos propietarios de inmuebles desocupados en malas condiciones que quieran sacarlos al mercado. El Ayuntamiento sufragará parte de las reparaciones a cambio de fijar unos alquileres asequibles. Tomando como referencia el S.M.I. y fijando el precio en un 20% de este.


El 50% de la vivienda pública construida en León se destinará a crear un Parque Municipal de Viviendas en Alquiler a bajo precio. Este Parque se incrementará adquiriendo para este uso inmuebles subastados públicamente.


Estas medidas están sobre la mesa desde hace año y medio, nada se ha hecho. Ahora entran las prisas por culpa del déficit. Un déficit provocado por la especulación bursátil, los 300.000 millones regalados a los bancos sin contrapartida, un Plan E diseñado para ayudar a la construcción y el apoyo al Euro. Todas decisiones políticas conscientes que no pueden justificar los recortes sociales perpetrados por el gobierno. Diseñados de manera consciente sin que nadie obligase a recortar a los más débiles. La responsabilidad es exclusiva del Gobierno, ni de Europa, ni del FMI. El recorte puede hacerse de otra manera si es tan urgente, que todavía esta por demostrarse, mejorando los ingresos del Estado y recortendo en lo superfluo no desmantelando el Estado del bienestar.

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.