miércoles, 18 de febrero de 2009

IU CRITICA EL CINISMO DEL PRESIDENTE DE LA FELE Y LE PIDE QUE EN VEZ DE DEFENDER LOS PRIVILEGIOS DE LAS GRANDES EMPRESAS PIENSE EN LAS PYMES Y EXIJA A SUS SOCIOS INVERTIR EN VEZ DE VIVIR DE LOS IMPUESTOS DE TODOS.
Si existe una clase subsidiada en León y España es el empresario. Disfrutan de sus beneficios netos a costa de los impuestos de los mismos trabajadores a los que quiere despedir con mayor facilidad. Deducciones en las cotizaciones a la Seguridad Social, créditos blandos, subvenciones,…. Todas son medidas públicas a favor del empresario que ni siquiera le exigen crear empleo de calidad. Salvo el pequeño comercio y los autónomos el empresario de León y el resto de España es una casta subsidiada que disfruta unos privilegios que no merece y que devuelve en forma de nulas inversiones y quejas sin fundamento.
Si Javier Cepedano quiere sacar a León de la crisis que pida a sus socios más inversiones y más empleo de calidad. Destruir el Estado del Bienestar no es la solución y recurrir a situaciones de crisis para saciar el egoísmo y la insolidaridad empresarial es impresentable.
Hay otras prioridades:
León sufre uno de los salarios medios más bajos del Estado, disponemos de suelo industrial disponible, capacidad educativa y formación de trabajadores suficientes y subvenciones públicas. Sin embargo, León no tiene un tejido industrial fuerte.
Las causas son múltiples:
1. El fracaso en la reindustrialización. Tan solo se conceden subvenciones pero no créditos blandos para creación de empresas. También es primordial superar el monocultivo de la construcción si queremos sacar a León de su situación actual.
2. No se ha creado tejido industrial alternativo a ala crisis de la agricultura, la ganadería y en las comarcas mineras, aspectos que afectan a la ciudad de León de forma irremediable. Esta situación ha provocado la migración masiva fuera de la provincia de mujeres y varones ligados tradicionalmente a las zonas dependientes del sector agrario, convirtiendo a León en zona de paso pero no de núcleo de atracción para mantener población. Ni la provincia ni la capital mantienen población.
3. Los presupuestos Generales del Estado y de la Junta de Castilla y León no han invertido en economía productiva. Tan solo se han concedido ayudas y subvenciones sin que hayan supuesto la obligación de invertir para crear más empleo. Con estas medidas se ha creado un sistema de clientelismo político que mejora los resultados económicos pero no crean empleo de calidad.
4. La iniciativa pública no existe. Una vez se ha demostrado que la iniciativa privada es incapaz de desarrollar económicamente a León y el mercado ha fracasado tan solo la planificación económica y la intervención pública puede definir claramente la realidad de las comarcas leonesas y desarrollar su potencial, incluyendo a la ciudad de León. Es importante crear instrumento efectivos de planificación y no cara a la galería, como la Agencia de Desarrollo Económico, como un Consejo Económico y Social para León y su Alfoz que permita atraer industria y reivindicar inversiones para toda el área metropolitana.
5. El bajo nivel de las infraestructuras de transporte, sobre todo por ferrocarril, hacen que las reivindicaciones en esta materia se repitan desde hace 20 años sin conseguir soluciones. En los últimos años se han eliminado hasta 10 líneas de ferrocarril, actualmente solo funcionan 4 entre León y Ponferrada. Esta situación desincentiva captar capital y empresas, que tan solo se ubican en un punto si existe una infraestructura suficiente a menos de 30 km, y lastra la viabilidad del Aeropuerto.
6. No hay dinamismo entre la iniciativa privada. Parecen más trincadores de subvenciones que empresarios.
7. El bajo nivel tecnológico frena el desarrollo industrial y empresarial. El Parque Tecnológico de León debe ser el gran reclamo para empresas en materia de I+D+i y no perder a los universitarios que se forman en la provincia.
8. La inversión del ahorro está demostrando ser ineficaz. En León ahorramos mucho pero nada se invierte en la provincia.
9. Las pequeñas y medianas empresas necesitan créditos blandos para asegurar sus inversiones y planificar su actividad a corto y medio plazo y no subvenciones y ayudas sujetas a la inversión inicial, muchas veces imposible de realizar.
10. La provincia de León sufre la atomización de sus empresas. Su falta de competitividad está muy ligada a su pequeño tamaño.
11. El mercado laboral está des vertebrado y el sistema de intermediación laboral está fragmentado y es ineficaz. Las condiciones laborales son muy pobres y por la huida de los más formados nos queda la mano de obra menos preparada o más enraizada en su tierra.
12. León sufre el desequilibrio territorial a los niveles autonómico y estatal. La pérdida de población y el envejecimiento han provocado la reducción de la población activa en la provincia y la capital durante la actual legislatura.
ALTERNATIVAS DE IU
A. El empleo de calidad es el eje sobre el que gira la recuperación de la provincia. Algunas propuestas son:
1. Implantación de la jornada laboral de 35 por Ley y sin reducir los salarios.
2. Eliminación de las ETTs y negativa al mantenimiento de las empresas de servicios.
3. Ley para el Control de las Contratas y Subcontratas en todos los sectores productivos.
4. Nueva Ley de Prevención de Riesgos Laborales
5. Situar el Salario Mínimo Interprofesional en el 60% del Salario Medio, situado en 1100 euros.
6. Cobertura total del desempleo.
B. Otra prioridad es lograr la convergencia con Europa en materia social y laboral. Ley de Dependencia, Renta Básica, Servicios públicos de Sanidad y Educación etc
C. León necesita incrementar un 50% las inversiones en Infraestructuras, Transportes (ferrocarril), Vivienda, Sanidad (la especialización atrae pacientes de otros territorios e incentiva la captación de empresas), Educación pública, I+D+i y Medio Ambiente.
D. El sector público debe incidir, decidir y participar en los sectores estratégicos de la provincia, sobre todo en Energía, Alimentación, Telecomunicaciones, Infraestructuras y desde las Cajas de Ahorro, para asegurar el desarrollo económico de León, crear empleo y abandonar el sucursalismo.
Las ayudas y subvenciones se deben ligar a la creación de empleo estable y de calidad.

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.