martes, 19 de agosto de 2014

El PP, el PSOE y el servicio público ferroviario de León

IU reitera su apuesta por un modelo vertebrador para el ferrocarril convencional y la vía estrecha y recuerda el acuerdo plenario por unanimidad en la Diputación para solicitar cercanías en la provincia.

Desde entonces el Ministerio de Fomento ha recortado cuestionado y reducido frecuencias en FEVE, sobre todo a Matallana y San Feliz desde y hacia León o ha cuestionado directamente el regional a Bilbao, y ha dado un hachazo en toda regla a los trenes que unen León con Gijón, Ponferrada y Sahagún (desde allí a Palencia y Valladolid).
Lo más sangrante es que el PSOE ponía sobre la mesas razones de racionalización para cuestionar la solicitud de este servicios de cercanías y ahora es el PP quien saca la tijera de podar utilizando como árbol para no ver el bosque la llegada del AVE en 2015. Sin embargo no se ha perdido la mitad del empleo ferroviario en la provincia por casualidad. Este es el efecto conjunto de la Ley de Liberalización (privatización) del sistema ferroviario que redactó Aznar, aprobó Zapatero y ejecuta Rajoy y del acuerdo para reformar el art 135 de la Constitución que reduce, recorta o elimina los servicios públicos con cualquier déficit aunque su beneficio social sea incuestionable. El legado del bipartidismo se ve cada día cuando intentas coger el tren para acercarte a las zonas rurales de la provincia y ves los horarios.

Si el PP se dedica a recortar con la excusa de la racionalidad y en Castilla y León ofrece autobuses en vez de trenes. En 2009 se hacía eco en la Diputación de la reivindicación de Santovenia de la Valdoncina, Valverde de la Virgen, Chozas de Abajo, Villadangos del Páramo, Santa María del rey, Villarejo de Órbigo, Valderrey, San Justo de la Vega, Astorga, Villaobispo de Otero, Magaz de Cepeda, Villagatón, Torre del Bierzo, Bembibre, Castropodame y Congosto. Justo los municipios que propiciarían un servicio de cercanías en León y Ponferrada.

Corría el 13 de noviembre de 2009, estábamos en plena crisis y el PP presentaba una moción para crear este servicio de cercanías. En ese momento era el PSOE quien apelaba a la racionalidad, la demanda, el escaso uso del servicio actual y la viabilidad para exigir que se demostrase si esta petición estaba justificada.

Ahora los papeles cambian, el PSOE llamó el año pasado, y ahora olvida, a la rebelión de los Ayuntamientos que perdieron el tren del futuro y el PP liquida el servicio con las mismas excusas que antes repudiaba.

Mientras esto ocurre y el bipartidismo nos cuenta otro chiste, los enlaces de León con Ponferrada, Gijón, Sahagún o Valladolid están en peligro y 38 localidades de la provincia amenazadas con perder el ferrocarril si la maquinaria de la racionalización, la estabilidad y la escasa demanda siguen presidiendo las decisiones de Fomento, algunos recogidos en la enumeración anterior.

IU ya avisó de lo que podía ocurrir, estamos ante una limpieza de los servicios públicos para iniciar su proceso de desmantelamiento o conversión en un negocio con inversión pública.

Un ejemplo sangrante fueron los nuevos horarios entre León y Palencia o Valladolid impuestos hace un año. Quienes se desplazaban diariamente para trabajar a estas localidades vieron como RENFE eliminaba el tren de vuelta a León desde Palencia que salía a las 15:03 horas. Un horario adecuado para conciliar la vida laboral y familiar. Como alternativa les impusieron horarios de vuelta a las 18:28h o Alvias más caros a las 16:16 y 16:27h. Esta medida obliga a plantearse tener que vivir en Palencia o Valladolid. Este tren solía conocerse como el “Tren de los funcionarios” y llevaba funcionando casi 20 años. Era uno de los más utilizados y su supresión tuvo nada que ver con las medidas de racionalización que se arguye en estos casos. La respuesta fu el fletado de un autobús por parte de la gente que antes usaba el tren. Esta es la viva imagen de como desmantelar un servicio público de transporte.
El tren debe dar beneficios o desaparecer y el ferrocarril debe terminar su función social de vertebración territorial. Esa es la política que marca la Ley que lo liberaliza, la que redactó y aplica el PP pero aprobó el PSOE.

 
Santiago Ordóñez González. Coordinador Provincial de IU León

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.