martes, 19 de agosto de 2014

Sigue la polémica sobre el modelo de prevención y extinción de incendios para León. El coste ya no es excusa

El Coordinador Provincial de IU, Santiago Ordóñez, reitera la propuesta de poner en pie un modelo integral de cooperación entre las administraciones implicadas para asegurar un parque de bomberos que termine con la polémica en la provincia de León. Un Consorcio provincial capitaneado por el ente Planificador, La Junta, quien tiene las competencias provinciales, La Diputación, y los ayuntamientos con más de 20.000 habitantes: León, Ponferrada y San Andrés para organizar un modelo integral de prevención y extinción de incendios que cubra las necesidades de la provincia todo el año.

El adefesio de crear retenes de bomberos no profesionales puede costar a la provincia sobre 1,8 millones de euros anuales, generar parques comarcales, empezando por Laciana, Astorga y Montañá Oriental, pordría suponer un coste de 2 millones. La Junta y la diputación están jugando con fuego e intentan imponer un modelo desastroso porque no quieren contratar bomberos profesionales y pagarles como servidores públicos. Prefieren dar cursillos a empleados de lso ayuntamientos y mantener retenes en temporada de incendios, contratados por empresas privadas en condiciones laborales lamentables y sufriendo recortes.

Este año disminuyen de nuevo los medios humanos, materiales y económicos respecto al año pasado, el recorte que sufre la inversión en medio ambiente puede volver a convertir esta provincia en una tea si el verano termina siendo más caluroso de lo que ahora es. Esperemos que no.

Reiteramos la necesidad de una Red Permanente de Parques de Bomberos Pública, coordinada con la Diputación y los municipios mayores de 20.000 habitantes, que mediante la constitución de un Consorcio Provincial podría acabar con este problema. Contando con las Juntas Vecinales en la política de prevención. Dichas cuadrillas, profesionales, repartidas por todas las comarcas leonesas, podrían realizar trabajos de prevención y limpieza de montes durante todo el año.

Mantener una brigada de 400 personas en todas las comarcas de la provincia proporcionaría un servicio ágil y eficaz. Sin embargo la Junta juega cada año con casi 5000 familias que dependen directamente de la administración y las empresas forestales. Existen 20 empresas que cobran de dinero público y ningún parque de bomberos compartido con la Diputación que cubra las necesidades de las comarcas de la provincia de León. IU comparte con los sindicatos la necesidad de hacer público el modelo contra incendios de la Junta. Que la diputación cumpla con sus competencias también. Apostamos por aprovechar, profesionalizar, ampliar y extender a todo lo año lo existente, como germen de un modelo público de bomberos provincial.

IU apuesta por profesionalizar el sector, garantizar la continuidad del trabajador realizando labores de prevención de incendios, aquí casi olvidadas, hasta llegar a trabajar los 12 meses de trabajo a año y gestionar el operativo de forma completamente pública. Además fijaría población rural que es un objetivo de la Junta, esto ya se realizó así en otras comunidades y funcionó por lo que no es entendible que no se haga en Castilla y León. Esta apuesta es la base de un modelo de Paruqe comarcales de bomberos si hay voluntad. El dinero no es problema porque el ahorro de un modelo con bomberos profesionales a lo que defienden Diputación y Junta es casi nada.

El operativo de extinción de incendios de León está obsoleto y debe cambiar para evitar las consecuencias de los incendios forestales. Además debemos sumar la fuerza y conocimiento de los vecinos y vecinas de las áreas rurales y potenciar el papel preventivo de las Juntas Vecinales, dotándoles de medios a mayores para el cuidado de sus montes: fuente de riquezas que evitaría la despoblación aportando futuro a la zona. Crearíamos empleo y posibilidades de una nueva industrial alrededor del aprovechamiento del bosque.

Reitero que la Junta debe planificar la política de incendios provincial, la Diputación debe cubrir sus necesidades y el Ayuntamiento de León cumplir la Ley y con los acuerdos que tenga suscritos para cubrir los parches de la dejadez del resto. En este último aspecto también debe cumplir la sentencia que le obliga a terminar el proceso selectivo de 12 bomberos que la ciudad necesita como el comer.

IU considera necesario desde hace años que los municipios con más de 20.000 habitantes cubran sus necesidades en extinción de incendios y que la Diputación haga lo propio. Esto no exime a la Junta de sus obligaciones de planificación y colaboración financiera para crear un Parque Provincial de Bomberos que cubra las necesidades de las comarcas de la provincia de León.

IU, al mismo tiempo, ha reivindicado en el último año que los servicios de extinción de incendios de la Junta deben ser permanentes, estar operativos todo el año, para prevenir los incendios forestales en época de riesgo, y de paso colaborar con la Diputación, uniendo fuerzas para zanjar de una vez la polémica sobre el servicio de extinción de incendios en la provincia.

La Junta, La Diputación y los Ayuntamientos de León y Ponferrada deben sentarse para crear este parque y cubrir las necesidades de León en el período de transición hasta su constitución. Igualmente San Andrés debe poner sus propios medios como así exige la Junta. Si hay voluntad puede resolverse la situación y es la Junta quien debe dar el paso y al Diputación quien debe llevar la iniciativa.


Santiago Ordóñez González. Coordinador Provincial de IU en León

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.