lunes, 5 de noviembre de 2012

IU contra el fracking



A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
                   
Al amparo de lo establecido en el Reglamento de la Cámara, el Grupo Parlamentario IU, ICV-EUiA, CHA: LA IZQUIERDA PLURAL presenta la siguiente Proposición no de Ley sobre la solicitud y concesión de permisos de investigación para la explotación de hidrocarburos mediante fractura hidráulica (fracking), para su debate en la Comisión de …………
En un contexto de agotamiento de los combustibles fósiles pero, de fuerte demanda, las compañías eléctricas, para poder mantener sus beneficios, se han lanzado a buscar nuevos yacimientos de gas en zonas más inaccesibles. Se intenta perpetuar un modelo energético que provoca graves problemas ambientales y sociales, como el cambio climático.
La fractura hidráulica se presenta como la tecnología que permitiría acceder a nuevas bolsas de gas con las que mantener el ritmo de consumo actual. El problema reside en los graves riesgos, ya detectados en EE.UU tras años de experiencia, que el uso del fracking tiene sobre el medioambiente, las personas y las reservas de agua dulce.
Los productos químicos tóxicos necesarios para la extracción no convencional de gas por fractura hidráulica pueden contaminar el aire, el suelo y el agua, y en consecuencia, provocar importantes daños a la salud de las personas. Los tóxicos presentes en la mezcla de líquidos inyectados pueden llegar a los acuíferos de agua potable y a los ríos. También es necesaria una gran cantidad de agua para poder llevar a cabo la extracción.
La extracción de gas no convencional supone una alta ocupación del territorio, dada la cantidad de pozos que se deberían hacer para optimizar la explotación, la necesidad de crear balsas para acumular el agua contaminada y el elevado tránsito de vehículos con cisternas para evacuar el gas. Este modelo de desarrollo tendría graves impactos en las actividades que mantienen la actividad en el medio rural: agricultura, ganadería…
La contaminación atmosférica es debida a las fugas de metano y a la gran cantidad de productos tóxicos utilizados. Parte de los tóxicos empleados son volátiles por lo que pasan fácilmente al aire tanto por fugas desde el pozo como desde las balsas donde se almacena la mezcla de desecho. En el aire de las zonas donde se está  desarrollando el fracking se han detectado niveles extremadamente altos de compuestos orgánicos volátiles tóxicos y carcinógenos como benceno, tolueno, xilenos, naftalenos y disulfuro de carbono, así como otros 35 compuestos químicos diferentes.
Además las fugas de metano en los procesos de fractura hidráulica pueden tener un impacto muy negativo en el balance de gases de efecto invernadero ya que el metano es un gas invernadero mucho más potente que el CO2.
Desde las asociaciones ecologistas se entiende que el principio de precaución debe de estar más presente que nunca en las decisiones relativas a la extracción de recursos e impacto ambiental en el territorio. Los riesgos derivados del uso de la fractura hidráulica son elevados, como demuestra la experiencia en EE UU, y su rendimiento energético es bajo. Por parte de las administraciones se debería prohibir la investigación y explotación de gas no convencional por fractura hidráulica en nuestro territorio y apostar por un modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables.
La preocupación por estos proyectos va en aumento y la Comisión Europea ha recordado en un escrito del pasado 28 de junio de 2012 que "los proyectos de hidrocarburos convencionales, incluidos los de prospección y exploración, estarían sujetos a una evaluación de impacto ambiental (EIA) si no puede confirmarse, a la luz de una información objetiva, que no van a tener repercusiones ambientales importantes". Así lo ha explicado el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, en una respuesta sobre la EIA en proyectos de fractura hidráulica.

La respuesta de la Comisión Europea va, incluso, más allá y determina que "en caso de duda" sobre la existencia de efectos significativos también debe efectuarse dicho informe. Por otro lado, también apunta a que los proyectos de perforación a gran profundidad están sujetos al control de las autoridades competentes y que la directiva se refiere a "los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente y no a proyectos concretos". Y concluye que la Comisión seguirá recabando información de las autoridades españolas.

Por todo ello, ante la solicitud y concesión de permisos de investigación para la explotación de hidrocarburos mediante fractura hidráulica, diversas asociaciones, entre ellas ‘Ecologistas en Acción’ han solicitado al Gobierno de la Junta de Castilla y León que se oponga a la extracción de gas por fracking debido a los graves problemas ambientales y sociales que conlleva esta tecnología, anteponiendo los intereses de la población a los de las empresas del gas.

                                                   PROPOSICIÓN NO DE LEY
Dos opciones
1.- El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a promover en el marco de sus competencias una normativa responsable y coherente con el principio de precaución en las decisiones relativas a la extracción de recursos e impacto ambiental en el territorio.
2.- El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a promover en el marco de sus competencias que se oponga a la extracción de gas por fracking debido a los graves problemas ambientales y sociales que conlleva esta tecnología, anteponiendo los intereses de la población a los de las empresas del gas.


                               Palacio del Congreso de los Diputados
Madrid,  de octubre de 2012





 Gaspar Llamazares Trigo
Diputado de IU

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.