domingo, 25 de noviembre de 2012

No a la quema de residuos en las cementeras de León


El Coordinador Provincial de IU, Santiago Ordóñez, reitera su posición respecto al permiso de la Junta para quemar residuos en las cementeras de La Robla y toral de los Vados. La Asamblea Federal de IU, a celebrar desde el 14 de diciembre, debatirá una resolución en la que censuramos este permiso y pedimos a IU que se movilice en defensa de la salud y el medio de las localidades y comarcas afectadas.

Quemar residuos en cementeras  es una práctica  peligrosa para la salud pública y el medio ambiente y un desperdicio de materiales reutilizables  para la venta de energía eléctrica. Parece que el PP y las cementeras comparten demasiados intereses inconfesables. La visita de Isabel Carrasco la semana pasada a la cementera de La Robla da mucho que pensar y nada bueno sobre los criterios seguidos por la Junta para conceder este permiso.

Utilizando las cementeras como incineradoras de residuos se impide la puesta en marcha de unas políticas de prevención y reciclado más respetuosas con el medio ambiente, pasando a ser la valorización energética (o incineración) la forma de gestión prioritaria y no respetándose, por tanto, la jerarquía de residuos aprobada a nivel europeo y estatal en materia de tratamiento de residuos: Reducir, Reutilizar, Recuperar, Reciclar, por ese orden.
IU se ha opuesto en el pasado, y continúa haciéndolo, a la incineración de residuos porque supone un aumento de las emisiones contaminantes entre las que destacan los metales pesados, las partículas y las dioxinas y furanos. Todas estas sustancias suponen un peligro para la salud de los habitantes del entorno y el medio ambiente, ya que los vientos dominantes se encargarán de repartir los gases contaminantes que se generen en dichas plantas. La proximidad del polo industrial de La Robla es una de las causas en la mala calidad del aire del municipio de León.

El aumento en las emisiones de partículas conlleva riesgos para la salud humana, independientemente de su composición química o de si llevan adheridos a la superficie metales pesados u otros compuestos. De hecho, se han convertido en uno de los contaminantes más preocupantes para las autoridades sanitarias en el ámbito europeo e internacional. La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su última revisión de los niveles de exposición de las personas a los contaminantes atmosféricos, ha establecido que no existe ningún umbral seguro para la población de concentración de partículas de pequeño tamaño, es decir, sucede como con los agentes cancerígenos que a cualquier nivel producen efectos negativos.

Al sustituir  los combustibles convencionales por residuos se aumenta la concentración y variedad de metales pesados presentes en el combustible, sin contar que éstos pueden pasar al cemento. Uno de los principales problemas es que los sistemas de depuración y filtrado convencionales no son eficaces en la retención de estos compuestos  y que pueden ser transportados por las partículas mas finas PM2,5, además, la presencia de metales aumenta significativamente en los gases de salida al quemar residuos  -p.e. el  mercurio y otros metales pesados al quemar neumáticos- .

Si a esto añadimos que la red de estaciones de medición y control de la contaminación es escasa,  y  no facilita  niveles de inmisión de los contaminantes más peligrosos  (dioxinas, furanos, metales pesados, partículas finas,....) ni  de otros que no lo son tanto, podemos concluir que la indefensión de los ciudadanos es total.  La Robla y León ya sufren el aire más contaminado de Europa, esta decisión empeorará todavía más la situación.

Con el único objetivo de reducir los costes de explotación de las fábricas de cemento, permitir la venta de energía con este proceso y aumentar los beneficios de sus propietarios, se pone en peligro la salud y el futuro de las generaciones futuras y la de los trabajadores de estas instalaciones.
IU no está dispuesta a asumir esta situación, apoya cuantas iniciativas se tomen para impedir este sinsentido y reitera los argumentos esgrimidos aquí y plasmados en las alegaciones presentadas en su momento contra el trámite administrativo que quiere dar el visto bueno al modelo insostenible y sucio de la  incineración.

Santiago Ordóñez González.  Coordinador Provincial de IU en León 

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.