martes, 10 de junio de 2014

IU propone un nuevo modelo de participación ciudadana que recoja revocar si fuera necesario a los concejales del ayuntamiento de León

El Coordinador Local de Izquierda Unida León, Manuel Domínguez Chico, reta al Alcalde de León a discutir con la gente y salir de su despacho, de los plenos y de la prensa, para bajar a la calle a rendir cuentas de su gestión y, de paso, demostrar las consignas que nos intenta vender como logros de su alcaldía.

No es una novedad que desde Izquierda Unida defendemos el formato del concejo abierto ciudadano para elaborar los presupuestos municipales. Ahora vamos a dar un paso más y ofrecemos la forma de participación directa de la gente (siempre complementándose con el aprovechamiento de las nuevas tecnologías) para permitir el control social y la participación real de la sociedad en la gestión diaria del Consistorio.

Sea a nivel particular o desde cualquier colectivo, asociación u organización, defendemos que se consulte a la gente en las grandes cuestiones municipales en las formas que ya se vienen aplicando en otros municipios: ya sea mediante consulta o bien mediante referéndum, mediante el voto electrónico a través de Internet o las redes sociales y mediante asambleas ciudadanas como en el presupuesto participativo.

Ésta propuesta debe reglamentarse y desde Izquierda Unida nos ofrecemos a colaborar en la elaboración de un verdadero reglamento de participación ciudadana que permita la participación de los vecinos y vecinas de León en los plenos municipales, reservando uno de ellos en exclusiva para debatir las propuestas elaboradas por la ciudadanía.

Desde Izquierda Unida proponemos también que este reglamento recoja la posibilidad de revocar de su concejalía y su acta a cualquier munícipe que incumpla el programa electoral con que se presentó, trabaje contra los intereses generales de la gente o esté involucrado en cualquier tipo de ilegalidad o irregularidad que ilegitime su representatividad institucional.

Para ejercer este derecho ciudadano y deber institucional de irrevocabilidad del cargo público es necesario que cada dos años los concejales se pongan a disposición de la ciudadanía para rendir cuentas y asumir la decisión de la gente, que cada municipe de León acepte por escrito ante notario aceptar las consecuencias de está revocabilidad y que las causas se incluyan en el reglamento que proponemos.

Izquierda Unida de León pone sobre la mesa este reto porque las declaraciones del alcalde se han convertido en consignas sin contenido y sin base ni fundamento documental que las sustenten. 

Emilio Gutiérrez solo tiene a su favor que no tiene oposición ni se la espera desde el PSOE y la UPL.

Pero eso no justifica que tres años después ni él mismo conozca:

la deuda real del consistorio,

que intente vender su conversión en deuda con los bancos como una reducción de la misma, cuando no es cierto,

que pretenda agarrarse a la declaración como Cuna del Parlamentarismo y a un palacio de congresos que no es urgente; cuando ha fracasado en la defensa de todas las inversiones claves para la ciudad y el patrimonio cultural, arquitectónico y patrimonial está abandonado,

que no tenemos presupuesto porqué la Junta y el Ministerio de Hacienda simplemente no han dado permiso ni para presentarlo,

que anuncia no habrá más ajustes cuando lo único que ha conseguido es retrasar a legislaturas venideras el hachazo a los servicios, el empleo y la poca democracia que conserva el municipio.

Pero eso sí, no haber hecho nada salvo recortar y negar el papel municipal como parapeto contra la crisis, maltratando a la gente, y generador de empleo (solo se ha destruido) se puede tapar con la herencia recibida. 

Eso tan solo deja claro que PP, PSOE y UPL han saqueado el ayuntamiento, esto no significa que se robase, a base de políticas de imagen, derroche en decisiones innecesarias y mantener el desastre organizativo que permite al consistorio continuar siendo un desmadre de concejalías estanco descoordinadas, aisladas y muchas de ellas innecesarias.

Eso también será el legado de este PP: negar el daño que han hecho a León solo porque a Montoro y Rajoy le sobran los ayuntamientos democráticos. Ambiente donde este Equipo de Gobierno parece sentirse muy cómodo. La única virtud del PP Local: llevan muy bien el ordeno y mando desde arriba aunque las consecuencias sean el desastre. 

Justo lo contrario que necesita León: transparencia, participación, modelo de ciudad, políticas claras y capacidad para debatirlas, enriquecerlas y desarrollarlas con la gente. Democracia real vamos. Lo que no disfrutamos ni ahora, ni antes.


 

 

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.