martes, 10 de junio de 2014

Mañana se debate una iniciativa de IU en Las Cortes para abrir en verano los comedores escolares

IU lleva a Las Cortes mañana la necesidad de abrir los comedores escolares en verano como respuesta a una necesidad social y asegurar el cumplimiento de un derecho recogido en la Carta Universal de Derechos Humanos y de la Infancia de UNICEF
 
Ante la negativa inicial de la Consejería de Educación, IZQUIERDA UNIDA exige la apertura de los comedores escolares durante el verano pero ver con buenos ojos el apoyo a la iniciativa de UPL, es copartícipe de su presentación, del PSOE y que el PP se esté planteando aceptarla.
IU exige su apertura junto con la organización y realización de un conjunto de actividades extraescolares complementarias, campamentos urbanos o similares, que garanticen la organización del tiempo libre desde la ausencia de procesos de estigmatización.
Izquierda Unida ha presentado, ante la dramática situación que viven las familias que tienen en el comedor escolar la única posibilidad de que sus hijos e hijas hagan una comida al día, una Proposición No de Ley que se debatirá en el próximo Pleno de las Cortes, a celebrar mañana miércoles 11 de junio. Pero la Consejería de Educación no ha querido esperar al debate y ha anunciado de antemano su negativa a atender a nuestra proposición. Menos mal que el PP ha anunciado posteriormente que se lo está pensando. Esperamos que triunfe la sensatez y se asegure una respuesta adecuada para asegurar el ejercicio efectivode derechos fundamentales, defendemos que la red pública de centros educativos ha de ser herramienta para la cohesión y la justicia social, lo que los convierte en elemento de protección para las niñas y niños que más necesidades tienen y más allá del tiempo que marca el calendario escolar.


Izquierda Unida exige que el Gobierno de Castilla y León mantenga abiertos los comedores escolares durante el período de vacaciones atendiendo, así, la recomendación de la Defensora del Pueblo que se ha dirigido a todas las Administraciones públicas en este sentido.

La actual situación de recortes sociales que se están produciendo en los últimos tiempos está afectando directamente a una mayoría de la ciudadanía. Si a ello, se suman las particularidades socioeconómicas y las altas tasas de desempleo, el resultado es la precariedad social que se está dando en muchas zonas de nuestra comunidad y el dato insoportable de que al menos el 24,9% de sus menores se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social. Datos agravados por la reducción drástica de las becas de comedor y por el cierre de comedores en el periodo de vacaciones.

Es una sangrante realidad que sean cada vez más las familias que tienen en el comedor escolar la única posibilidad de que sus hijos e hijas hagan una comida al día. Los datos de abandono del comedor escolar al desaparecer la beca son una clara evidencia de que las familias no pueden afrontar el pago del comedor y ello demuestra la imposibilidad para muchos niños y niñas de seguir teniendo la posibilidad de hacer una comida digna al día. La penuria económica ha hecho disminuir, en los dos últimos años, el número de comensales de nuestros comedores escolares.

El curso finaliza pero la precariedad económica de las familias no, así lo atestiguan los datos publicados hace escasos días por el Instituto Nacional de Estadística acerca de las y los menores cuyas familias se encuentran bajo el umbral de pobreza, constatan que si no se proporcionan medios y recursos para garantizarles una alimentación adecuada, no la van a recibir de ninguna manera. Ante esta situación no se puede mirar para otro lado como pretende hacer la Junta de Castilla y León. 

Nunca son suficientes las medidas a tomar en la protección de un derecho fundamental cuyo incumplimiento debería sonrojar a cualquier gobierno. Y si los datos siguen situando en el 24,9% el riesgo de pobreza y exclusión social en la infancia es señal de que la Junta de Castilla y León aún no ha tomado las medidas suficientes, en contra de lo que se ha declarado como excusa para no abrir los comedores escolares durante el verano. Por ello, instamos a la Consejería de Educación, para que en los próximos días habilite dotación económica suficiente para cubrir la alimentación infantil desde este momento y durante todo el período vacacional, y que coordine con los centros educativos la puesta en marcha de actividades extraescolares complementarias que garanticen la organización del tiempo libre y la atención y protección de aquellos, los niños y las niñas, que más injustamente sufren las consecuencia de la política “austericida”.

 
José Antonio Alegre (Coordinador del Área de Educación IU CyL)
 
 
 
 


0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.