lunes, 9 de junio de 2014

Resolución del Consejo Político Local en defensa de un Proceso Constituyente Republicano

REPÚBLICA Y PROCESO CONSTITUYENTE PARA UN NUEVO PROYECTO DE PAÍS.
El Consejo Político Local de Izquierda Unida en León ha aprobado realizar un llamamiento al conjunto de la sociedad leonesa, organizaciones sociales y fuerzas políticas de la provincia a movilizarse de forma masiva y pacífica para exigir la celebración de un referéndum en el que la sociedad pueda decidir entre Monarquía o República.

Izquierda Unida en León quiere expresar con rotundidad que las ciudadanas y los ciudadanos no somos súbditos sometidos bajo un derecho de sangre anacrónico e incomprensible en un país avanzado ya bien entrado el siglo XXI. Somos ciudadanos y ciudadanas libres.

Ese referéndum debe ser el inicio para desarrollar un proceso constituyente. No es otra cosa que dar los pasos para construir un nuevo proyecto de país. Este proceso debe incluir participación decidida, democracia y derechos sociales; derechos reales al trabajo, a techo, a la educación, a la salud, en definitiva, a una vida digna. Un Referéndum para que el pueblo decida, e iniciar, así, el camino a un país más justo y más solidario. A este proyecto le llamamos III República.

El anacronismo histórico que hoy supone el sistema monárquico no encuentra justificación alguna, a lo que hay que añadir las prácticas presuntamente corruptas de miembros de la familia real, así como otras de intermediación poco claras de su máximo representante, además de la opacidad y falta de trasparencia que ha caracterizado a esta institución en las últimas décadas.

Todo ello se ha producido con la innegable protección y complicidad del PP y del PSOE durante su alternancia en el Gobierno. El rey ha sido uno de los principales soportes del bipartidismo y esto lo vamos a ver en breve con claridad durante la tramitación legislativa de la ley orgánica de abdicación.
Para justificar el soporte de PP y PSOE al intento de nueva transición monárquica ya se han acuñado conceptos como el de la necesidad imperiosa de seguridad y estabilidad. Es un argumento falso más. En una sociedad asolada por el paro, la desigualdad social, la corrupción y un sistema productivo perverso que las fuerzas del sistema son incapaces de cambiar, resulta políticamente indecente vincular la estabilidad a la voluntad individual de una persona sin respaldo democrático. La estabilidad se asegura a través de la profunda conciencia democrática de nuestro pueblo.

La soberanía reside en el pueblo y no en el rey. Por eso estaremos en primera fila en la movilización democrática para ejercer esa soberanía. Creemos en un nuevo proyecto de país fruto de un proceso constituyente en el que la voz, la palabra y la decisión correspondan a ese mismo pueblo. 

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.