jueves, 13 de diciembre de 2012

La antigua CajaEspaña será nacionalizada, saneada con dinero público y vendida al peso a otros especuladores


El Coordinador Provincial de IU, Santiago Ordóñez, exige al Gobierno que no venda al peso Caja España-Duero después de nacionalizarla y que los trabajadores no paguen las consecuencias de la gestión durante la burbuja del ladrillo. El rescate bancario exige liquidar la caja para después venderla a precio de saldo y limpia de trabajadores y oficinas; tras ser saneada con dinero público y los recortes que suponen regalar 39000 millones a la banca a nuestra cuenta.

Más de 7000 activos tóxicos inmobiliarios y una gestión bancarizada centrada en el caciqueo del patrimonio de la Caja para beneficiar a muchos de sus cargos directivos y del consejo de administración nos ha traído hasta este desastre.

Aunque nos mantenemos a la espera de las conclusiones de la Fiscalía sobre nuestra denuncia por los ingresos de los responsables de la pérdida y esquilmación de la Caja, ahora consideramos que la Junta debe explicar como permitió que la situación se pudriera hasta convertir Caja España en un peso muerto nacionalizado para su venta a cualquier especulador una vez saneado. También es culpable el Banco de España por mirar hacia otro lado mientras la Caja pasaba de dinamizar económicamente la provincia para convertirse en un pozo negro al servicio de la especulación del ladrillo. Finalmente es exigible responsabilidades políticas a quienes han jugado, se han aprovechado y han puesto y repuesto directivo o colocado presidentes a capricho con las consecuencias que ahora sufrimos.

León ha perdido definitivamente su Caja y los responsables no han pagado todavía sus culpas, el reproche público no ha llegado a los tribunales aún y elementos activos en su desmantelamiento como PP y PSOE deben pagar la pérdida irreparable del único músculo financiero que sostenía la provincia y la única obra social que mantenía a León en el mapa. El daño es irreparable pero las consecuencias están por llegar y esperamos que los responsables sufran un daño tan grande como sufrirá la provincia de León cuando caiga definitivamente en manos de Luis de Guindos.

IU tan solo ve una salida: la nacionalización debe ser definitiva y la apuesta del Estado por una banca pública que sirva de músculo financiero en lugar de la Caja una medida para desarrollar económicamente la provincia y no permitir que simplemente desaparezcamos del mapa. Si Caja España-Duero no pasa a ser el referente bancario público en la provincia de León simplemente nos habrán robado la caja a cambio de miseria.

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.