jueves, 1 de marzo de 2012

PNL Plan de Empleo de IU en el Congreso.

A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Al amparo de lo establecido en el Reglamento de la Cámara, el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: LA IZQUIERDA PLURAL, presenta la siguiente Proposición no de Ley sobre medidas extraordinarias para la creación de empleo y el estímulo de la economía real para su debate en el Pleno.

En el primer trimestre de 2008, la Encuesta de Población Activa situaba en 2.174.200 el número de personas paradas. En el tercer trimestre de 2011 esa cifra ha aumentado hasta 4.978.300. Son 2.804.100 parados más.

En cuanto al paro registrado en los servicios públicos de empleo, ha pasado de 2.129.547 en diciembre de 2007 a 4.420.482. Se trata de 2.301.935 más las que han decidido inscribirse como demandantes de empleo en paro.

Tras estos datos no hay una mero índice macroeconómico, hay cientos de miles de tragedias humanas, de sufrimiento. Como consecuencia, la cohesión social está seriamente amenazada. La pobreza ha aumentado en nuestra sociedad hasta el punto de que, según Cáritas, el 20,8% de la población española está por debajo del umbral de la pobreza. Las diferencias sociales se han incrementado significativamente. Los ricos son cada vez más ricos y los pobres, más numerosos y más pobres. Más de 1.600.000 personas carece de cualquier tipo de prestación por desempleo y en 1.425.000 hogares no trabaja ninguno de sus miembros en paro.

El flagelo del paro golpea especialmente a mujeres y jóvenes. El 48,9% de los jóvenes está en desempleo según los últimos datos de Eurostat. El nivel de empleo precario, y de subempleos comparados con la formación de la juventud, es el más alto de la Unión Europea.

La pobreza tiene un rostro especialmente femenino, como consecuencia de la precariedad laboral, de las diferencias salariales y de la escasa universalidad de muchos de nuestros servicios sociales.

Pero, además, no hay ninguna posibilidad de salida de la crisis sin crear empleo. No podremos limitar el déficit y hacer frente a las obligaciones de la deuda pública, sin crear empleo. Hoy ya este enfoque no se limita a nuestro Grupo Parlamentario. Los sindicatos españoles han pedido una clara política de creación de empleo. Organismos internacionales como el FMI y la OCDE mantienen la misma demanda. Algunas autoridades europeas lo han expresado con toda claridad. Las consideraciones de las agencias de rating también subrayan la debilidad de nuestra economía y la amenaza que representa sobre las cuentas públicas la persistencia de un paro elevado.

Creemos que la lucha contra el paro debe ser el objetivo prioritario en esta legislatura. La creación de empleo debe estar por encima de todo y además no hay tarea más urgente porque el empleo no será una consecuencia, sino un motor del avance social y el desarrollo sostenible.

El alto nivel de paro es lo que marca la diferencia con relación al impacto nacional de la crisis sistémica que padecemos. Esa es nuestra gran diferencia con el resto de los países de la Unión Europea e, incluso, con el resto de los miembros de la OCDE.

Nuestra tasa de paro es más del doble que la media de la UE-27.

La economía española no aprovechó los años de bonanza. Se especializó en la construcción, en el empleo doméstico y en la hostelería de poco valor añadido.

Esta especialización productiva ha propiciado la creación de un empleo de baja calidad y una segmentación del mercado laboral asociada por una parte a la incorporación a la actividad laboral de las mujeres y por otra a la disponibilidad de un gran volumen de mano de obra inmigrante. En ambos colectivos de trabajadores su integración laboral se ha producido mayoritariamente en actividades de baja cualificación.

Las características del empleo en España son:


a) Un rápido ajuste del estancamiento económico a través del aumento del paro y la destrucción del empleo.

b) La existencia de una alta tasa de temporalidad, que se manifiesta en cualquier comparación internacional,

c) Una elevada tasa de empleo precario, situación que se ha puesto de relieve aún más en la época de crisis actual.

El elevado índice de empleos precarios es una constante desde la reforma laboral de 1984 y una consecuencia de la misma, que se ha mantenido a través de todas las reformas posteriores. Todas se han anunciado como remedios para combatir la dualización y la precariedad y todas se han materializado consolidando esas características. Es hora de cambiar de modelo.

Este Congreso no debe considerar que estamos en el camino de la superación de la crisis económica hasta que nuestros índices de desempleo no recuperen la diferencia con la media de la Unión Europea existente en los inicios de 2008, lo que representa al menos la creación de 2.800.000 empleos.

Estamos convencidos de que eso es posible y de que existen recursos económicos suficientes para lograrlo. No hay que olvidar que por cada 1.000 € invertidos en contratación laboral, la Hacienda pública y la Seguridad Social recuperan de forma muy rápida más de 580€, sin contar el efecto sobre el consumo y, consecuentemente sobre el conjunto de la actividad económica.

En las actuales condiciones, la palanca para la creación de empleo no puede ser el sector privado. No existe una base objetiva para ello, cuando las empresas carecen de liquidez, el endeudamiento es muy importante y el crédito no fluye. Las medidas que podrían permitir superar esta situación tardarán tiempo en ser efectivas, incluso en caso de éxito.

Por tanto, creemos firmemente que este esfuerzo inicial debe referirse a la creación de empleo en el sector público, que deberá ser acompañado posteriormente de forma cada vez más intensa por el sector privado. Existe recorrido para ello porque el gasto en servicios sociales es siete puntos de PIB más bajo que la media de la Unión Europea y la tasa de empleados públicos sobre la población activa es muy inferior a la de los principales países de la UE.

Existen recursos más que suficientes para lograrlo porque el índice de contribución fiscal de los ciudadanos es 9 puntos de PIB inferior a la media de la Unión Europea y el volumen de economía sumergida y fraude fiscal está estimado en el doble.

No hay ningún obstáculo desde el punto de vista de la racionalidad económica y si hay un requerimiento desde el criterio de la justicia social.

Se trata de una cuestión de voluntad política.

Voluntad que debe manifestarse en cuatro niveles, cuyos contenidos principales deberían ser:

a) Creación de empleo desde lo público, mediante la dotación de los servicios sociales, especialmente educación (escolarización de 0 a 6 años), salud y aplicación de la Ley de Dependencia. Dotación de medios humanos a la Administración de Justicia, Agencia Tributaria e Inspección de Trabajo. Plan de Reforestación. Programa de Inversiones Públicas.

b) Medidas de apoyo a la creación de empleo por parte de las pequeñas empresas y los autónomos, mediante subvención directa en función de la retribución bruta, con límites establecidos, y prioridad al primer empleo de la empresa y a los empleos para jóvenes.

c) Medidas para mejorar la situación de las pyme: liquidez, acceso al crédito, deudas de las Administraciones, prioridad en la contratación pública y medidas fiscales sobre el pago del IVA.

d) Reparto del trabajo existente. Disminución de la jornada laboral a 35 horas semanales, racionalización de horarios y jornadas, avance en la conciliación de la vida personal y laboral.

Por todo ello, se presenta la siguiente:

PROPOSICION NO DE LEY:

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a adoptar las medidas oportunas para:

Poner en marcha un Plan Extraordinario de Medidas para la Creación de Empleo y el Estimulo de la Economía Real a aplicar durante los ejercicios presupuestarios de 2012, 2013 y 2014, con un objetivo mínimo de creación de 2.800.000 empleos y una dotación inicial de 40.000 millones de € para el trienio, a los que habría que añadir la reutilización en la financiación del Plan de los incrementos de recaudación fiscal derivados directamente de su aplicación.

Este Plan debe contener objetivos para el trienio y anualizados y debe contar con los siguientes contenidos:

1.- Creación de empleo desde lo público, mediante la dotación de los servicios sociales. Dotación de medios humanos a la Administración de Justicia, Agencia Tributaria e Inspección de Trabajo. Plan de Reforestación. Programa de Inversiones Públicas.

2.- Medidas de apoyo directo a la creación de empleo por parte de las pequeñas empresas y los autónomos,

3.- Medidas para mejorar la situación de las pyme: liquidez, acceso al crédito, deudas de las Administraciones, prioridad en la contratación pública y medidas fiscales sobre el pago del IVA.

4.- Reparto del trabajo existente. Disminución de la jornada laboral a 35 horas semanales, racionalización de horarios y jornadas, avance en la conciliación de la vida personal y laboral.

Madrid, 28 de diciembre de 2011

Palacio del Congreso de los Diputados

Fdo: José Luis Centella Gómez

Portavoz Adjunto primero

G.P. de IU, ICV-EUiA, CHA: LA IZQUIERDA PLURAL

Ahora lo trasladamos a León

IU denuncia que el paro en León podría superar las 50.000 personas sin continúa la política de recortes iniciada por el PSOE y rematada por el PP. Los casi 5,5 millones en todo el estado se convertirían en 6 millones. IU exige a todas las administraciones y agentes sociales, políticos y sindicales que trabajen para redactar y aplicar un Plan de Empleo, Industrialización y desarrollo de la provincia con urgencia.

IU exige al PP que cree empleo y no provoque más paro con la coartada del déficit. El endeudamiento del Estado Español es muy bajo y el verdadero problema en España es el endeudamiento privado. No podemos sacar las castañas del fuego a los bancos y luego actuar contra los que sufren la crisis, actuando sobre sus bolsillos y mandándolos a la cola del desempleo.

La situación creada por la crisis y las políticas dictadas por la Comisión Europea nos llevan a un camino dramático que solo puede revertirse con políticas para la creación de empleo.

Recordamos que parte de la propuesta que aquí realizamos se encontraba en el programa electoral de IU a las últimas generales. El objetivo era crear 35000 empleos en esta legislatura.

Casi 40000 parados y paradas en plena recesión y con la tijera del PP actuando al estilo Bruselas y Zapatero tan solo pueden crecer si continuamos por este camino. Tan solo un Plan de Empleo provincial implicando a todas las administraciones y coordinada con los Ayuntamientos y el Consejo Comarcal de El Bierzo puede responder a esta situación.

IU defiende que el contenido de este Plan debe incluir un mínimo de medidas sin las que no sería eficaz:

Primero de todo la Junta debe sustituir su modelo de subvenciones para sustituirlo por otro de concesión de créditos blandos a la creación de empleo que asienten las inversiones en la provincia y evite la llegada de caza subvenciones.

Segundo será implantar una moratoria a todos los ERES y auditar a las empresas que los presentan APRA evitar el fraude generalizado que vive nuestra provincia, desde ELMAR a LM, pasando por DC Wafers son las propias empresas las que provocan estas situaciones por decisiones caprichosas ligadas al desmantelamiento de la producción o el intento de deslocalización.

Desde este punto podemos empezar a dar contenido, junto a los Ayuntamientos, los Colectivos Sociales y la Comarcas, a este Plan Provincial de Empleo y Desarrollo.

  1. Plan de Industrialización de la Provincia. Analizando las potencialidades ligadas a la creación de cooperativas, incluso evitando los ERES cediendo las fábricas sus trabajadores, y aprovechamiento de la biomasa, la madera y las posibilidades de la industria de transformación de productos agrícolas y ganaderos.
  2. Plan de desarrollo del Parque Tecnológico de León, creación de otro en El Bierzo y ligar las alternativas al Campo de Tiro del Teleno a la constitución de un polo tecnológico en Astorga.
  3. Plan de Inversiones consensuado para mejorar las infraestructuras ligadas al transporte de mercancía y servicios. Eliminación de los peajes y revisión completa de las inversiones en materia de comunicaciones y turismo para priorizar sus tiempos de ejecución.
  4. Auditar el Plan del Carbón y recuperar el dinero malversado para después reinvertir en el desarrollo de las comarcas mineras aparte del monocultivo del carbón.
  5. Planes de formación para colectivos en riesgo de exclusión, apoyo decidido facilidades para las Pymes y los autónomos y desarrollo de nuevas fuentes de empleo. Sobre todo en materia de Dependencia y Servicios Sociales.
  6. Tan solo Grecia, Irlanda y Portugal tienen una ratio menor de trabajadores públicos por habitante. Precisamente los países más afectados por la crisis. Aquellos Estados con un Estado del Bienestar más desarrollado son quienes menos dificultades pasan. Por tanto la inversión pública es el fundamento de cualquier posible recuperación económica ligada a la reactivación del consumo y la mejora de los ingresos del estado para inversiones productivas.

Los agentes sociales, políticos y sindicales que trabajarán para crear este Plan Provincial de Empleo deberán marcar la hoja de ruta para su desarrollo aprovechando lo que existe y teniendo en cuenta que objetivos son fundamentales. Este es tan solo un resumen pero IU explicará su propuesta por toda la provincia para crear un frente de resistencia a las políticas del gobierno y para construir una alternativa social a la crisis provocada, alimentada y generadora de pingües beneficios para los especuladores y a la que se niegan a responder tanto PP como PSOE.


0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.