miércoles, 6 de noviembre de 2013

Apoyo a la Huelga convocada por la plantilla de Tragsa

IU León muestra su solidaridad y apoyo  a la plantilla de TRAGSA y anuncia que luchará contra el ERE injustificable que pretenden imponerles. Apoyamos por tanto la huelga que han convocado para mañana, jueves 7 de noviembre, y nos ponemos a su disposición para presentar las iniciativas que sean necesarias tanto en el Congreso de los Diputados, como el Senado o Las Cortes de Castilla y León.

Tragsa, es un medio propio de la administración del Estado Español. De este modo el dueño y cliente principal coinciden en el mismo organismo. Es el Ministerio de Agricultura, quien nombra al Presidente, Director General y Secretario y quien tutela a la Empresa, pero también es quien encarga más del 80% de la carga de trabajo que tiene TRAGSA.

Tragsa puede ser la primera empresa en España, que sin ninguna deuda, y con unas reservas que serían la envidia de cualquier Dirección de Empresa, toma como solución el despido colectivo de un 40% de su plantilla, 57 personas en León, para resolver las pérdidas exiguas en el año 2013 y 2014.

La Dirección actual de la empresa, que lleva poco más de un año, han recortado el sueldo de la mayoría de los trabajadores ( el 7,14% concretamente para luego repartirlo por objetivos), derivan el trabajo a sus amiguetes (exalcaldes y exdiputados) y favorecen a empresas ligadas al Partido Popular (véase los dirigentes de la empresas que colaboran en el despido colectivo).

Esto ha conducido a que este año se entre en pérdidas y que de no llevarse a cabo, la extinción de 836 puestos de trabajo, también se repetirán el próximo año.

No queda más remedio que recordar que Tragsa trabaja para la Administración, no competimos en el mercado sino que tenemos un sistema tarifario que aprueba nuestro cliente-dueño. Derivar las obras que realizamos a licitación privada no solo provoca pérdidas genera sobre coste al erario público.

Las tarifas de Tragsa se han adecuado a los precios de mercado mediante ajustes continuos, supervisadas minuciosamente por una Comisión Interministerial. Sin embargo llevan congeladas e incluso decrementadas desde el 2007.

A falta de un estudio más detallado, considerando un incremento del IPC de estos seis años en el 15,6 % y con una producción del 2012 de 482.742 miles de € supone un descenso de ingresos de 75.308 miles de €. Esto no indica que si no se ajusta las tarifas a la realidad las pérdidas son inevitables por muchos trabajadores que se despida. Es más cualquier ahorro de gastos palidece frente a estas cifras.

Además en Marzo de este año, para ayudar a que la Empresa entre en pérdidas y poder justificar mejor el despido colectivo, ha consentido que las tarifas de TRAGSA, hayan bajado de modo sustancial, en unidades de obra, que generan mucho volumen de obra para la empresa como son las obras de regadío. Estos descensos, son del 15% para el polietileno, 15% para el PVC y 10% para el PRFV. Materiales que en el mercado, no solo no han bajado, sino que han subido, su cotización.

La Empresa, en años anteriores, siempre había registrado ingresos financieros, desde el año pasado y éste se ha retrasado los periodos de cobro, de tal modo que los ingresos financieros han pasado a ser negativos, teniendo una repercusión clara en la bajada de los beneficios. Ante esto, los trabajadores poco pueden hacer.
Tragsa, gestiona las actuaciones no para generar beneficios, tampoco pérdidas. A lo largo de su existencia casi siempre ha tenido beneficios, lo que le ha permitido acumular más de 130 millones de euros de reservas, obtenida por la productividad de los trabajadores, y ahora la Dirección, tan corta de vista, quiere extinguir sus contratos. En años como el 2013, es posible que se puedan generar pérdidas, incluso en el 2014, pero insignificantes ante el volumen de las reservas.

No obstante hay que recordar el carácter estratégico de Tragsa (actuaciones de emergencias, etc), No se puede pretender ajustarse al 100 % a la fluctuación de encargos aunque hasta ahora ese ajuste se ha producido sin problemas. Hay que resaltar que la reducción de plantilla de 14.679 a 5.594 trabajadores ha sido más drástica que la caída de producción de 1.190.391 a 482.742 miles de €.

TRAGSA, como empresa pública, no puede participar en licitaciones tanto públicas como privadas. Ante la caída de los ingresos la Dirección de la Empresa, solo encuentra como solución la extinción de 836 puestos de trabajo.

La contratación actual de unos dos mil eventuales no puede entenderse más que por que se necesita una plantilla así de numerosa. Queda aún margen en cuanto a plantilla se refiere para posibles ajustes de producción.

Entendemos que hay también mucho margen para adecuarse a la producción si consideramos las obras que actualmente se subcontratan, cuando se podían hacer perfectamente con los medios de empresa.
Hay que recordar que Tragsa no es una empresa para gestionar subcontrataciones y en los últimos años se ha producido un abuso de esta figura. Necesitamos saber el volumen actual y su evolución en los últimos 10 años de obra contratada así como el desglose de facturación a estos colaboradores y por conceptos (materiales, maquinaria, etc)

Santiago Ordóñez González. Coordinador Provincial de IU León

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.