jueves, 21 de noviembre de 2013

El PP y sus mentiras para defender la LOMCE

Los discursos del PP se construyen con mentiras pero sus gestos dicen la verdad.

El Área de Educación de IU León quiere manifestar que con la visita de ayer a León de la diputada nacional Concha Bravo el PP deja claro cuáles son sus preferencias en materia de educación. Su modelo educativo se difunde en centros de educación privada al tiempo que se hace oídos sordos al rechazo de toda la comunidad educativa. Y se hace así, y se hace allí, porque se impone con la LOMCE el diseño de una enseñanza para élites y el desmantelamiento de la educación pública para abrir oportunidades de negocio económico e ideológico al sector privado y religioso.

Las mentiras utilizadas reiteradamente para justificar su reforma educativa son fácilmente desmentidas en referencia explícita al texto de la LOMCE. El PP tiene que retorcer la interpretación de su propio texto para hacerlo compatible con sus discursos mentirosos y poder dar la cara ante la sociedad. Pero las verdades son ostentosas en los gestos y las presencias. Hay gestos que dicen la verdad.

El proyecto de ley de la educación lo expone el PP, en el día en que en toda España la comunidad educativa manifiesta el rechazo unánime a su reforma educativa, en un centro de educación privado porque su modelo educativo es el de la mercantilización del derecho a la educación y del cuidado de intereses elitistas para una sociedad de los privilegios. La LOMCE sólo es explicable en ese contexto y sólo puede ser defendida en el lugar para el que fue diseñada. Olvidó la diputada acudir a un centro de educación pública donde ayer volvimos a vivir el rechazo y la preocupación por una reforma que desprecia la educación entendida como fundamento de una sociedad de justicia e igualdad. Olvidó la diputada Concha Bravo solicitar un encuentro con los alumnos y las alumnas, las familias y los docentes de la Escuela Pública para escuchar sus reivindicaciones y mostrar, ante ellos, la cara de los argumentos que justifique la LOMCE.

Si viene a tranquilizar a los padres debería haberlo hecho dando la cara y dando explicaciones a los padres y madres de FELAMPA que también ayer se manifestaban en defensa de una educación pública que ven en peligro. Ha ido sin embargo a tranquilizar a los padres y madres de un centro de educación privada donde no existe ninguna preocupación porque no es ahí donde se sufren las consecuencias de la desprotección que supone la destrucción de los derechos sociales y que sí afecta a las familias de la Escuela Pública.

Sólo en un centro de educación privada se puede seguir diciendo que no se han recortado fondos a la educación si no que se ha “racionalizado el gasto”. No se puede decir esto a los padres, madres y docentes de la Escuela Pública que sufren la ya insoportable degradación de las condiciones en las que los alumnos y alumnas reciben su educación. Los datos advierten del acelerado deterioro de nuestro sistema público educativo, que gana estudiantes pero pierde profesores e inversión en servicios educativos y programas de apoyo al alumnado, becas y ayudas al estudio. No se puede hablar de “racionalización” sin que esto se reciba como un insulto. ¿Qué “racionalización” es, por ejemplo, que los alumnos y alumnas tengan que esperar quince días hasta que se cubre la baja de un profesor?

Sólo en un centro privado se puede hablar de racionalización de la oferta educativa o sólo ahí se puede justificar la LOMCE con el argumento de que facilitará a los padres la libertad de elegir centros. Son los partidarios de la privatización los que pretenden convertir la preferencia de elección de colegio en un derecho fundamental. Detrás de estos argumentos se esconde el rechazo de los privilegiados a la igualdad social, a su rechazo a educar a sus hijos e hijas con los que no son de su misma clase. Un argumento que encierra la intención de dar a los centros privados la opción de elegir a sus alumnos.

No tienen sitio en un centro privado, porque no atienden a esos problemas, las propuestas que defiendan la capacidad del sistema educativo para remover las desigualdades de las condiciones sociales con las que de entrada acceden los alumnos a los centros educativos. Detrás del argumento de la “cultura del esfuerzo” se esconde una concepción claramente selectiva de los alumnos que pasa a identificar el rendimiento académico, cuando se confunde evaluación con calificación, con los aspectos básicos y fundamentales de su desarrollo. La perspectiva de la compensación de las desigualdades, de “una escuela pública de todos y para todos”, de la atención a la diversidad y la inclusión educativa que forma parte del trabajo y responsabilidad de los docentes, queda claramente en suspenso con esta ley. Y es por esto que sólo en esos centros se puede hacer la desvergonzada defensa de quien confunde educación con segregación.

Deteriorar el sistema de educación público es la mejor garantía para asegurar el éxito de la educación privada. La LOMCE significa gestión antidemocrática de los centros, criterios pedagógicos productivistas al servicio de las empresas, claudicación frente a las presiones de la jerarquía eclesiástica. Es el modelo del negocio educativo.

Ayer el PP ha dejado clara su apuesta por una educación de primera (privada) y otra de segunda (pública). Segregando desde pequeños a la sociedad del futuro imponen un modelo de sociedad anclado en la injusticia. Frente al dilema que nos imponen, educación ¿derecho o privilegio?, su apuesta es clara, pero la nuestra también. Por esto Izquierda Unida refuerza su compromiso con la educación pública y promoverá medidas de rechazo activo a la implantación de la LOMCE. La sociedad no puede tolerar el ataque a la educación entendida como derecho fundamental y por ello activaremos medidas de confrontación frente a una política que destruye uno de los pilares fundamentales de la justicia social.



José Antonio Alegre López (Coordinador del Área de Educación de IU León)



0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.