viernes, 4 de febrero de 2011

A VER SI EL ALCALDE DE LEON SE ATREVE CON ESTO

IU reta a al Alcalde de León a celebrar una asamblea vecinal abierta para defender su gestión. Ahora está celebrando reuniones semi controladas con representantes vecinales en las que apenas hay posibilidad de aportación o crítica. En vez de escuchar y tomar nota vende motos y justifica fracasos.

Ponemos sobre la mesa también la posibilidad de demostrar cierta valentía y aguantar el chaparrón de los vecinos y vecinas que han sufrido sus delirios de grandeza y mediocridad en la ejecución de obras. Al mismo tiempo reiteramos la necesidad de celebrar un plano monográfico sobre el estado de la Ciudad que culmine cono otro pleno extraordinario dedicado en exclusiva a escuchar a la ciudadanía y los colectivos sociales de la ciudad que quieran intervenir.

Después del fracaso del tranvía en Sto. Domingo y el sacrificio del soterramiento de la vía estrecha, tras demostrarse la nula viabilidad económica de la integración del ferrocarril a pesar del escaso soterramiento, los anuncios municipales sobre la desaparición del paso a nivel gracias a la nueva estación son un intento muy burdo de engañar a la gente, una vez acumulado retraso tras retraso en el palacio de Congresos, tras el abandono de los barrios, de la participación ciudadana, de la agenda 21, una vez conocida la mediocridad del Plan de Movilidad, del escaso valor del Plan E, verdadera demostración de que el Alcalde no sabe que hacer con su ciudad, del quiero y no puedo que supondrá la Ciudad del Mayor, del olvido de la Ciudad de las Mujeres, de la casi consumación del robo del cuartel de Almansa, del incremento en más de 60 millones de la deuda municipal desde 2007, a pesar del incremento salvaje del IBI y el resto de tasas e impuestos municipales, de la subida injustificada en plena crisis de la tasa del agua, de este y otros efectos de las privatizaciones antieconómicas y antisociales; como la falsa reducción de la plantilla, para asegurar el pago a proveedores a cambio de más deuda y un dinero que no ha acelerado ni el Palacio de Congresos ni al tranvía. Después de entregar las decisiones que son propias de un Equipo de Gobierno, antes en manos del ladrillo, a empresas como Acciona (tranvía y parque y jardines) o al Banco de Santander (agua). En definitiva, tras una legislatura mediocre y dañina de marcada ideología conservadora y de derechas en el gobierno que no ha tenido ningún tipo de oposición institucional; IU exige al alcalde que de la cara y aguante la opinión vecinal en una asamblea abierta y a los tres grupos políticos del Ayuntamiento que se atrevan a asumir su fracaso conjunto y convoquen dos plenos monográficos antes de terminar la legislatura.

En el primero de los caso debe tenerse en cuenta que un Equipo de Gobierno, por mediocre que sea, mejora si disfruta de una buena oposición. En el caso de León estos casi cuatro años la mediocridad se ha repartido entre ambos lados, puede que en mayor porcentaje a la oposición si cabe, con el penoso resultado de proyectos a medio hacer, mal diseñados o auténticos fraudes a la ciudadanía sin que nadie haya podido presionar o proponer nada que los adecentaran. PP, PSOE y UPL deben admitir su fracaso político, en materia de inversiones y lo que es más grave en la construcción de una ciudad que va a la deriva gracias a la improvisación y mal hacer de sus gestores. Estos tres grupos tienen la oportunidad de explicar públicamente como hemos llegado a esta situación calamitosa sin que nadie haya hecho el más mínimo esfuerzo en enderezar el rumbo. El primero debe ser el alcalde ante una reunión ciudadana que le diga lo que piensa realmente de su gestión.

En el segundo de los casos, retamos a los tres grupos municipales a escuchar a sus vecinos y colectivos ciudadanos, que reciban de sus labios lo que ha sido su labor esta legislatura y tomen nota de cara al futuro para aprender un mínimo de cómo gestionar una ciudad sin olvidar a los vecinos que viven en ellas. Este pleno se celebraría un día después del primero y estaría abierto a todo el mundo y a todas las asociaciones leonesas sin censuras ni tamices, con intervenciones cerradas por orden de petición. Y, si este pleno debe durar dos días pues que dure dos días, tal vez los concejales y concejalas aprendan de una vez a ejercer sus responsabilidades y no jugar a la política con cuatro años que consideran les da patente de corso para hacer el ridículo empeorar un poco más el futuro de la ciudad.

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.