sábado, 5 de marzo de 2011

ARTICULO SOBRE LA PRIVATIZACION DEL AGUA DEL CANDIDATO A LA ALCALDIA


EL ROBO DEL AGUA DE LEON

En los últimos meses hemos empezado a sufrir las consecuencias de la privatización del agua. Primero se ha empezado a cobrar ilegalmente por obras en la traída general que son responsabilidad del servicio y no del consumidor. Un informe del procurador lo ha deja claro. Desgraciadamente el Ayuntamiento ya ha respondido a la Procuradoría que no siendo obligatorio cumplir sus preceptos toma nota y mantiene el derecho de pernada para la multinacional francesa detrás de Aquagest.

Al mismo tiempo el PSOE ha ampliado el atraco a nuestros bolsillos incrementando sin justificación un 80% por encima del IPC la tasa del agua que ahora pagamos a Aguas León.

Estas son las consecuencias del robo sin paliativos que ha supuesto la venta de la gestión del agua a una multinacional. Abusos, subida de tasas y desaparición sin explicación de dinero público. Tan solo debemos analizar los pliegos de condiciones que el Equipo de Gobierno PSOE-UPL nos impuso después de dos manifestaciones y seis desalojos del pleno.

IU presentó recursos, alegaciones y peleó como ninguna otra fuerza política de León contra la venta y la subida posterior del precio del agua. Incluso presentamos una alternativa eficaz en forma de Empresa Pública de Gestión. Incluso el PP nos copió la idea. Otros como CIVIQUS se limitaron a agarrarse a la pancarta en la última manifestación y desaparecer sin asistir a ninguna reunión. El resto ni estaban ni se les espera.

Pero nada de lo anterior tiene valor sin conocer hasta donde llega la desfachatez y mentira en todo esto. Un caso que, no olvidemos, se inició cuando el Equipo de Gobierno cedió a las presiones del Banco de Santander para lograr la concesión del factory-consulting. O vendían el agua o no pagaban a los proveedores. Prefirieron pagar a sus amigos que aprovechar los créditos blandos del ICO. Las consecuencias se verán más adelante.

Pero bueno, analizando los pliegos de condiciones que justificaron la privatización las contradicciones empezaron a surgir. Lo suficientemente graves como para desmantelar el castillo de naipes alrededor de las excusas de la venta.

Para empezar, los 25 millones que según el Equipo de Gobierno servirían para pagar nóminas y financiar inversiones, según la memoria, pasaron primero a formar parte del activo de la empresa mixta y como deuda pendiente en el pasivo. Luego desaparecieron mágicamente y de nuevo se descapitalizó el servicio. El dinero que deberá ser reintegrado a la empresa privada con los dividendos de la sociedad a 1 millón anual han convertido una falsedad en un escándalo. Primero el dinero era para inversiones, resulta que no, más tarde han desaparecido, y su falta es la base del incremento de la tasa. La Ley de Haciendas Locales en León, si alguna vez existió, ha sustituido al papel higiénico en los baños del consistorio. Con estos datos en la mano está claro que alguien se ha llevado el dinero. Los sospechosos no son demasiados y suelen reunirse en las plantas sexta y séptima de Ordoño II, número 10.

Además, no existía compromiso alguno para que los precios no se incrementasen de forma descontrolada. La promesa de subir el IPC más un diferencial de un 1% está desgajada de la ordenanza fiscal, que se aprueba anualmente sin que se limite cualquier posibilidad de superar esta barrera si así lo quiere el socio privado. Si este año han aplicado esta medida sin justificación alguna quien sabe lo que pasará en el futuro si estos mismos o el PP ponen sus manos sobre el servicio.

IU criticó además el cúmulo de contradicciones incorporadas a la memoria justificativa de la privatización.

Mantenía el argumento falaz y vergonzoso de una facturación real del 37% del agua. Más adelante admitía que desconocían por completo la situación de infraestructura, para luego admitir que el 49´67% del agua simplemente vuelve al río o se va en fugas. El resto se reparte entre edificios municipales y concesionarias privadas. Y lo más grave es que mantienen la falacia para justificar la gestión de la empresa mixta. Insisten en la existencia de fraude e incumplimiento de la Ordenanza Fiscal, el primero inexistente y el segundo achacable a la ineptitud de los propios concejales.

También debe tenerse en cuenta que al empezar a cobrar a las concesionarias privadas de servicios municipales estos gastos repercutirán inmediatamente en el propio Ayuntamiento, incrementando a su vez la deuda acumulada con ellas. Casi 180 millones de euros. Si alguien piensa que existen bondades en esta privatización esperemos a sufrir la grieta de 1 millón anual con intereses que deberemos pagar durante 25 años. Viva la izquierda verdadera representada en el PSOE.

La memoria no aportó ningún dato y se agarraba a un Informe elaborado por el Consejo de Cuentas en 2004 para atacar a las dos capitales de provincia que se resistían a privatizar el servicio, León y Segovia. Produce sonrojo que un informe del Partido Popular, elaborado contra la gestión de dos ciudades ahora gobernadas por el PSOE, se utilizó hace cuatro días, de forma torticera, cuando había perdido su vigencia 5 años después.

Se hablaba de modernizar e invertir mediante el conocimiento y experiencia de la empresa en las fórmulas de gestión del agua. Sin embargo no se aportó nada que impidiese al Ayuntamiento realizar esta labor y se hurtó la desaparición de más de 8´6 millones de euros que sufragarían toda la operación de puesta al día del servicio. A este dinero se suman los 25 kilos antes descritos. El Equipo de Gobierno PSOE-UPL ha descapitalizado el servicio dos veces para después alegar su situación precaria como justificación de la privatización y la subida de tasas. Provocas el problema para imponer los deseos de la empresa y justificar lo indefendible.

Como más arriba se ha expuesto, se alegó el mantenimiento del control público y la plena capacidad de fijar las tarifas para hacernos olvidar la realidad. Los hechos han desmantelado la patraña. Las decisiones se toman, han tomado y tomaran fuera del pleno, en Francia, según el criterio exclusivo de la multinacional que controla Aquagest, y la fijación de tarifas no queda sujeta a más limitación que la resistencia del Ayuntamiento a la querencia de beneficios de la empresa. Muy débil según se ha demostrado. Unos beneficios que según el informe financiero adjuntado a la memoria supondría unos 31 millones de euros, durante los 25 años de la concesión, del total de 63 previstos. Unos beneficios que repercutirían en un 100% a las arcas públicas si el equipo de Gobierno PSOE-UPL hubiese tenido algo de sensatez. Si de esos 31 restamos la deuda de 25 León se quedará sin nada, sin servicio, sin ingresos y sin vergüenza. Este es el verdadero leonesismo que destila sin pudor el alcalde y sus mascotas de UPL.

Se habló de una Red de Distribución Antigua, después se enumeraron una serie de reparaciones y sustituciones realizadas durante años por el propio Ayuntamiento. La desgracia es que la conclusión final del documento, reitero, fue la base para privatizar el agua de León, fue “el desconocimiento total de la situación del servicio y la red”. Unos párrafos después se incurría en una nueva contradicción; la Digitalización de la red había sido completada y tan solo era necesario implantar un Sistema de Información Territorial y Crear una Oficina Técnica. ¿En qué quedábamos? Pues en que daba igual la realidad, el negocio era el negocio y los leoneses no pintaban nada.
Por todos estos motivos y a la vista de la improcedencia y falta de motivación para imponer la privatización, IU exigió en su momento la retirada inmediata de la propuesta de privatización. Una privatización que continúa en el juzgado y esperamos ponga a cada uno en su sitio. Por ahora es una desgracia comprobar que las peores previsiones se cumplen sin que nadie en el Ayuntamiento mueva un dedo por evitarlo.
Santiago Ordóñez González
Camdidato a la Alcaldía de León

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.