viernes, 28 de junio de 2013

El Área de Educación de IU contra el cierre del CRIELE

IU DENUNCIA EL INTOLERABLE ATAQUE A LA POBLACIÓN RURAL QUE SUPONE EL CIERRE DEL CRIELE.

Con el cierre del CRIELE (Centro Rural de Innovación Educativa de León) asistimos a un nuevo capítulo en la aplicación de un programa sistemático de desmantelamiento de la Educación Pública mediante el continuado estrangulamiento económico respaldado por una voluntad e ideología políticas de nulo compromiso con los servicios públicos y su función social. Sabíamos ya que el Gobierno de la Junta de Castilla y León no está interesado en la Educación en condiciones de igualdad que contribuya a la equidad y a la cohesión social, y en cada decisión tomada se confirma lo que ya sabíamos.

Denunciamos que este proceso de desmantelamiento de la red de Educación Pública cuando afecta a los elementos que dan cobertura a las comarcas rurales es especialmente doloroso y grave dada la importante impronta rural de la población de Castilla y León. Las consecuencias que para la comunidad autónoma y para nuestra provincia tendrán la perdida de atención y de oferta educativa, más allá de los grandes núcleos de población, serán dramáticas.

El cierre del CRIELE aparece como una medida más que perjudica a los mismos, los alumnos y las familias del entorno rural. Se cierra el CRIELE pero al mismo tiempo se cierran escuelas unitarias, se anuncia la reducción progresiva de los grupos de ESO que permanecen en los centros de Educación Infantil y Primaria de ámbito rural, se condenan a la desaparición los Programas de Diversificación en la zona rural y se aprueba la derogación de la obligatoriedad de los IES de ofertar dos de las tres modalidades de Bachillerato que junto con la exigencia mínima de 7 alumnos para autorizar asignaturas de modalidad, como ya ha denunciado la Junta de Personal Docente de León, pondrá en peligro la oferta de Bachillerato en las zonas rurales.

IU denuncia esta pendiente resbaladiza que conduce a que los alumnos del entorno rural vean lesionado gravemente su derecho a recibir una educación de calidad y a elegir y a decidir su futuro académico y profesional, con independencia de su lugar de residencia o nacimiento.

Los CRIEs (Centros Rurales de Innovación Educativa) nacieron con la vocación de llevar a cabo experiencias educativas que completaran la formación del alumnado que estudia en los pueblos. Nacen como foco de socialización de este alumnado del mundo rural, objetivo que hoy en día siguen desarrollando con muy buenos resultados.

En el curso 1988/89 se pusieron en marcha los tres primeros CRIEs (Burgos, León y Navaleno en Soria) de manera experimental y dependientes de los Programas de compensatoria. Y en 1996 el RD 299/1996, de 28 de febrero, de Ordenación de las acciones dirigidas a la compensación de desigualdades en Educación y la Orden de 29 de abril de 1996 regulan la creación de estos Centros Rurales de Innovación Educativa. Desde el punto de vista educativo, los CRIEs pretenden mejorar la formación del alumnado de las escuelas rurales favoreciendo su desarrollo personal y su socialización. Persiguen asimismo el desarrollo del currículo mediante actividades innovadoras y las convivencias en diferentes zonas.

En su funcionamiento encontramos solicitudes de centros interesados en la participación en convivencias semanales en el CRIE de su provincia. Cada CRIE tiene un equipo pedagógico de maestros y, a veces, cuentan con maestros de taller y monitores de tiempo libre (como ocurre en el CRIE de Páramos del Sil, dependiente de la Diputación). Cada CRIE suele atender a cerca de 1000 alumnas/os cada curso, donde se trabaja en torno a un centro de interés relacionado con su entorno.
En este sentido, IU está comprometida en defender el papel que juega y debe jugar la Escuela Rural en el arraigo hacia los pueblos y las comarcas, y demandamos que medidas de este tipo deberían analizarse con una visión más amplia y no únicamente desde los criterios economicistas, sino también desde los relativos al servicio público de la educación y el desarrollo de entornos rurales. De este modo, lejos de la supresión de estos centros, tenemos que defender su mantenimiento e incluso su creación en Salamanca y Valladolid (provincias que adolecen de ellos). La socialización del alumnado es un aspecto clave en la reflexión sobre el modelo de centro rural y este exige dosis mayores de compromiso del profesorado y la implicación de madres, padres y los recursos de las diferentes Administraciones.

Desde IU exigimos que continúe garantizándose una oferta educativa compensadora y de calidad para la población rural. Rechazamos frontalmente cualquier decisión política que contribuya a su deterioro. La escuela rural debe contribuir a la compensación de las dificultades propias de un entorno a priori desfavorecido y ayudar a potenciar el desarrollo socioeconómico de las comarcas, y con ello a mantener y fijar en esos territorios población joven. La preocupación por cómo dar respuesta a una adecuada escolarización en Castilla y León pasa necesariamente por definir y garantizar un tratamiento específico para la educación rural, justo lo contrario de lo que supone el cierre en León del CRIE.
Urgimos a la sociedad civil a tomar conciencia de la pérdida de derechos que suponen las políticas destructivas que están realizando los gobiernos del PP y llamamos a la ciudadanía a organizarse para frenar esta nueva imposición.



José Antonio Alegre López

Área de Educación de IU León

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.