martes, 26 de junio de 2012

Cobardía del PP al rechazar nuestra reclamación al presupuesto de León


El Coordinador Local de IU, Manuel Domínguez, censura el rechazo del PP a nuestra solicitud de retirada del presupuesto municipal de León.  Denuncia además la cobardía del Equipo de Gobierno al ampararse en el artículo 170 de la Ley de Haciendas locales cuando la reclamación presentada se ampara precisamente en sus supuestos; insuficiencia de crédito por causa de la falsedad en los datos de ingresos por multas y cobro de tasas e impuestos, así como la omisión de crédito exigibles al Ayuntamiento; como es el mantenimiento de los servicios municipales: sobre todo la residencia de ancianos, los centros sociales y el resto de inmuebles municipales. Blanco y en botella; miedo a la realidad y cobardía para no quedar en evidencia.

Es vergonzoso que se hurte el debate y aunque un representante de IU estuvo en el Pleno no se nos permita defender nuestra propuesta cuando el Alcalde tiene potestad para ello. Una vez más se demuestra el sectarismo de todos los Gobiernos municipales y el ninguneo constante a las aportaciones y el debate político dentro del consistorio de León.

IU denunció en su exposición de motivos las barbaridades, carencias y deficiencias recogidas por el borrador y que fueron obviadas en el pleno de aprobación inicial. Un presupuesto mediocre para una ciudad en venta y liquidación que por desgracia no dispone de un pleno municipal a la altura de las circunstancias.

Es verdaderamente lamentable que un borrador que se retrasa desde noviembre pasado incluya aspectos todavía pendientes de incorporar al presupuesto definitivo. Uno de estos puntos es la imposición de la reducción de un 4% en los salarios de toda la plantilla y la corporación, y las medidas relativas al ERE que los representantes sindicales han debido negociar, así como los efectos de las medidas incluidas en el Plan de Ajuste, concretamente la 7.2 y la 16.3 y 16.4. Fiar demasiado al cumplimiento de un Plan de Ajuste tan poco concreto, dañino e imposible de cumplir define en un primer vistazo un presupuesto completamente irreal.

Un presupuesto consolidado de 134 millones que intenta presentarse como incluido en el Plan de Estabilidad; cuando en el mismo borrador se admite un déficit estructural en operaciones corrientes de 30 millones, 118.176.000 euros en ingresos frente a 148.364.000 euros en gastos, es simplemente increíble.

Estas son las cifras manejadas por el propio Equipo de Gobierno que no se tienen en cuenta.

Precisamente por este motivo los ingresos ligados al borrador se fundamentan en partidas tan poco creíbles como las previsiones de ingresos por tasas sobre el dominio público (4.290.000 euros), tasas por ocupación de la vía pública (580.000), actividades de bienestar social (141.000), uso de instalaciones deportivas (1.224.000), multas por infracciones de las ordenanzas (3.360.000), otras multas y sanciones (350.000), recargos de apremio (570.000) o intereses demora (330.000 euros). Un presupuesto que ofrece 1.455.000 euros en inversiones y tan solo dedicará poco más de 1 millón a obras y mantenimiento de la vía pública simplemente no puede cumplirse y no ofrece nada. Define el desmantelamiento de los servicios públicos y el cobro abusivo de tasas a cambio de nada. Las partidas dedicadas al mantenimiento de los equipamientos públicos son claramente insuficientes. Se inflan los ingresos de modo indiscriminado y las partidas para renovación y mantenimiento de centros sociales o la residencia de ancianos pueden llegar a reducirse hasta los 2000 euros para comparar medicinas, es un ejemplo. Más duro todavía es limitar hasta la nada las partidas destinada a igualdad, que apenas suman unas cuantas decenas de miles de euros, 12.000 para las casa de acogida para víctima de violencia machista, otro ejemplo.

A cambio el Alcalde dispone de una partida en exclusiva para publicidad y propaganda de 125.000 euros, 34.000 para publicaciones propias y 35.000 para gastos diversos.

Además se renuncia a la municipalización de Emilsa por valor de 1.179.814 euros dejando los ingresos en evidencia de nuevo y los más de 330.000 euros a ingresar por una parte de los beneficios de Aguas León  definen el robo que supuso su privatización. Los costes de los servicios privatizados demuestran una vez más que están desangrando al consistorio: 7.5 millones de euros a ALESA, 2.238.000 de euros para ayuda a domicilio, 140.000 a teleasistencia, 5.827.150 euros para Urbaser en materia de recogida de RSU, 13.678.120 para limpieza viaria, 3.368.950 euros a León Verde y 7.350.000 euros a Emilsa antes de su municipalización. Todas estas empresas han generado los 163 millones incluidos en el Plan Montoro de  crédito ICO para el pago a proveedores junto a una serie de proveedores.

Un crédito que no aparece en el calculo de la deuda municipal con entidades bancarias y que sumando los 42 millones en facturas no incluidas en el ICO mas los 87.086.454 millones en deudas a corto y largo plazo reconocidas superan ampliamente el 68´74% de deuda que se alega en el borrador.

En definitiva, nos encontramos ante un presupuesto pobre, poco elaborado y fundamentado en previsiones que no podrán cumplirse, que sufre la intervención del Estado, cuyas consecuencias son la multiplicación de la deuda municipal mas la liquidación de servicios públicos, que multiplica los ingresos gracias a la subida de tasas por estos mismo servicios, cierra o vende parte de los mismos, no reconoce el daño a alas arcas municipales que produce las privatizaciones y encima no está cerrado y admite que no es posible de cumplir al mismo tiempo que falsea los ingresos subiendo los ingresos por multas y sanciones.

 Manuel Domínguez Chico. Coordinador Local de IU León

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.