viernes, 8 de junio de 2012

El PP se carga las oficinas de empleo públicas. El lunes nos uniremos a sus movilizaciones.


El Coordinador Provincial de IU, Santiago Ordóñez, denuncia el intento de la Junta de Castilla y León de desmantelar la red de oficinas de empleo del Ecyl. No se conforman con permitir que las ETTs presten trabajadores también a la administración pública que ahora terminan de ponerles el puente de plata cerrando las oficinas públicas que deberían cumplir esta función.

La Junta ya ha anunciado a los trabajadores el despido de la mitad de la plantilla de los empleados de las 54 oficinas de Castilla y León (52 laborales en León) entre el 30 de junio y el 31 de diciembre

En la reunión celebrada la pasada semana entre el Consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, y los Gerentes de las 9 provincias del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl) lo dejó bien claro Tomás Villanueva: las 54 oficinas de empleo de la Comunidad tendrán que funcionar con la mitad de la plantilla actual, ya que 150 empleados públicos (75 técnicos y 75 promotores) cesarán el próximo 30 de junio y los 105 restantes (orientadores laborales) lo harán el 31 de diciembre próximo. En total, 255 empleados de las oficinas de empleo que pasarán a engrosar las listas de desempleo.

En la provincia de León 52 laborales -20 técnicos de modernización- con una antigüedad de ocho años y medio en el Ecyl, concretamente en las 10 oficinas de la provincia, dejarán de prestar servicio en el organismo autónomo dependiente de la Junta de Castilla y León (serán despedidos ya que tienen adquirida la condición de indefinidos) el 30 de junio, al igual que otros 12 promotores de empleo que lo hicieron de forma eventual en enero de este mismo año. A finales de 2012 cesarán los 20 orientadores laborales que concluyen el contrato laboral, trabajan en el Ecyl desde diciembre de 2008.

Desde 2003 los técnicos de modernización han puesto al día al Ecyl, han coordinado a las empresas con el servicio público de empleo heredado de la antigua escuela estatal del Inem, han puesto en marcha acciones de buenas prácticas, realizando atención individualizada a los demandantes de empleo, enviando información y ofertas por correo electrónico y SMS, además de realizar todas las tareas cotidianas de las oficinas de empleo en todas las secciones de ofertas, demandas, formación, contratos y orientación.
Con este panorama algunas oficinas de empleo rurales de León como Bembibre, Fabero, Cistierna, Villablino o Valencia de Don Juan están abocadas al cierre por falta de personal. El resto de las Oficias como Ponferrada, Astorga, La Bañeza, León I y León II no podrán funcionar para atender a los 44.000 parados registrados en León, al igual que las 54 oficinas de Castilla y León para 231.000 desempleados.

Y la decisión política de estos despidos está amparada en el contexto de la crisis, en la falta de dinero y de presupuesto. Según el proyecto de presupuestos para 2012 que el Gobierno de Herrera presentó el día 25 de mayo y que calificó de “difíciles”, la tijera para el apartado de empleo pasa de los 60 a los 10 millones de euros, la gran mayoría de ese ‘ahorro’ se va lógicamente en el área de personal, aunque también por ejemplo se recortan 20 millones en cursos de formación para desempleados o varios millones en subvenciones al fomento del empleo local, de desarrollo o programas de orientación con los sindicatos. Según palabras de Juan Vicente Herrera, en ese proyecto de presupuestos “se está haciendo un gran esfuerzo de cuidado y prioridad con los servicios públicos”.

Detrás de esta drástica decisión está la mano negra de la privatización de los servicios públicos por parte del PP, para regalar la gestión del empleo a las agencias privadas de colocación y a las ETTs, dejando al Ecyl como mero apuntador de parados en número creciente para que puedan cobrar la prestación o el subsidio correspondiente. Estas empresas privadas resultarán más caras al contribuyente (el Ecyl es un servicio gratuito) y no llegarán a las zonas rurales de la Comunidad, con lo que los parados estarán totalmente desatendidos.

Los más de 200 empleados públicos afectados por estos despidos indiscriminados e injustificados han emprendido acciones de protesta contundentes para mostrar a la sociedad en general y a la Administración Regional en particular que las oficinas del Ecyl no pueden prestar el mismo servicio de calidad sin nuestro trabajo. IU estará con ellos y el servicio que proporcionan en todo momento.

El lunes a las 11 de la mañana estaremos con los despedidos en la oficina de Ramón y Cajal de León.
Santiago Ordóñez González.  Coordinador Provincial de IU en León

0 comentarios:

IU León en Facebook

Seguir por email

Seguidores

Archivo del blog

Search

Cargando...

ADMINISTRAR

Con la tecnología de Blogger.